Frederic Caudron conquistó el Mundial de billar a tres bandas, que se celebró en Santa Cruz (Bolivia). El jugador belga se llevó la final ante su compatriota Eddy Merckx por 40-16, en 9 entradas. Sólo en dos ocasiones se había dado una final con dos jugadores del mismo país. En 1936, en Nueva York, el estadounidense Edward L. Lee derrotó a Eugene Deardorff. Dos años más tarde, el duelo fue entre argentinos con victoria de Augusto Vergez sobre Jean Fransisco Vergez.

Caudron no sólo arrebató el título mundial al español Daniel Sánchez, campeón en 2016, sino que también sale de la cita de Bolivia como número 1 del ranking. Llegaba al Mundial como sexto y se marcha primero con 402 puntos, por los 365 del español. Caudron superó en semifinales al italiano Marco Zanetti (40-36 en 26 entradas), mientras que Merckx venció al vietnamita Minh Cam Ma. Caudron suma de este modo su tercer Mundial tras los cosechados en Bogotá (1999) y Amberes (2013).

Daniel superó con solvencia la primera fase tras ganar los dos partidas de su grupo. Primero venció a Tonny Carlsen (40-30) y a Christian Rudolph (40-25). En 1/16 de final ganó a Erick Tellez (40-32) y en octavos al coreano Choi Sung-Won (40-16). Pero en cuartos de final se vio la caras con Caudron que se llevó la partida (40-18) y lo relegó a la sexta plaza del Mundial.