El campeón olímpico Bode Miller descartó participar en la Copa del Mundo de esquí alpino y confirmó de esta manera su retiro de las pistas a los 40 años. 

La última carrera del estadounidense fue en el supergigante del Mundial de Beaver Creek, en Colorado, en febrero de 2015. El esquiador, sin embargo, se lesionó al sufrir un accidente en esa prueba y desde entonces cerró la puerta a regresar y a una despedida oficial. 

Miller disputó 438 carreras de la Copa Mundo, una marca que solo supera el austríaco Benjamin Raich. Desde su debut en noviembre de 1997, sumó 33 victorias y fue el campeón en la general en 2005 y 2008. En Mundiales, Miller sumó cuatro medallas doradas (campeón de eslálom gigante y combinada en el Mundial de St. Moritz 2003 y del descenso y super gigante en Bormio 2005), y una plata en St. Moritz, mientras que fue campeón de la super combinada de los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010, para sumar una de sus seis preseas olímpicas: medalla de plata en el super gigante y bronce en el descenso de Vancouver, en Salt Lake City 2002 consiguió platas en eslalon gigante y combinada, y culminó con un bronce en los últimos Juegos Olímpicos de Sochi 2014, en super gigante.