La racha triunfal del Barcelona en la Liga se rompió en Guadalajara, donde el equipo local logró un empate a 26, histórico, porque remontó, e incluso tuvo la opción de ganar a los barcelonistas cuando menos se esperaba. El Naturhouse, en Logroño, es hasta ahora el último equipo en derrotar al Barcelona en España, en la penúltima jornada liguera de hace 5 temporadas. Eso supone un total 133 victorias ligueras seguidas, casi 55 meses seguidos de victorias.

En el partido hubo mucha tensión, con Márquez y Javi Ruiz llevando el peso ofensivo del equipo local, y aunque el Barcelona se escapó, hubo reacción del Guadalajara, aunque al descanso ya mandaba de nuevo el equipo azulgrana tras un tramo equilibrado (13-16).

Pero a los 15 minutos de la segunda parte el choque ya estaba otra vez en tablas (22-22). Pascual había cambiado a Ristovski por Gonzalo Pérez de Vargas para darle más empaque a la portería, pero Hombrados, un veterano de 45 años, con casi un 40% de acierto, se hizo grande para colaborar en un empate que al Guadalajara le sabe más que a eso, y más porque tras desaprovechar su último ataque para ponerse por delante, el Barça gozó de 15 segundos y tiempo muerto para ganar, pero sólo lanzó a puerta un golpe franco (Palmarsson) con el reloj a cero, que no pudo cambiar el 26-26 que ya reinaba en el marcador.