El español Fran Garrigós logró la medalla de plata en la categoría de -60 kg del Masters de San Petersburgo, que reúne a los 16 mejores de mundo más un judoka del país anfitrión en cada peso, tras caer en la final ante el japonés Ryuju Nagayama.

El judoka nipón, noveno en el ránking mundial, decantó el duelo a su favor gracias a un ippon. Así truncó la victoriosa racha del judoka de Móstoles, sexto del ránking mundial y que en este torneo partía como cuarto cabeza de serie. En su camino hacia la final, Garrigós había doblegado al francés Cedric Revol, al ruso Islam Yashuev y al uzbeco Sharafuddin Lutfillaev.

Por otro lado, Nikoloz Sherazadishvili logró la segunda medalla para España en estos Masters al colgarse el bronce en la categoría de -90 kg. El judoka de 21 años cayó en semifinales ante el georgiano Gviniashvili, judoca que a la postre se alzaría con el oro. Pero posteriormente logró el bronce al imponerse al serbio Aleksandar Kukolj, vigente campeón de Europa y número 1 del ranking mundial. El madrileño obtuvo varios oros en los últimos meses, en los torneos disputados en Casablanca, Cancún y Abu Dabi.

Un tercer español podría haber competido en este Masters. Se trata de María Bernabéu, novena del ranking mundial en la categoría de -70 kg, pero la salmantina, bronce mundial este mismo año, se está recuperando de una lesión de rodilla y ya está centrada en la próxima temporada.