Yolanda Matarranz, cinco veces campeona del mundo de la petanca, logró su gran objetivo: tener en sus vitrinas el trofeo de campeona de Europa de clubes. Dicho trofeo lo ganó en Alemania, ya que su club, el Draguignan, logró vencer a todos sus adversarios.

Después de dominar en la fase de grupos ante los clubes Biarese Luigi (Italia), el JBC't Dupke (Holanda), CAP Bratislava (Eslovaquia), en la semifinal vencieron a los belgas del Pacy Waterloo, y en la final, a sus compatriotas franceses del CB Monegasque.