El piloto español Carlos Sainz, del equipo Peugeot, ganó su segundo Rally Dakar con 55 años en la categoría de coches, en lo que fue la última participación del equipo francés en la mítica competencia que concluyó su 40ª edición tras haber partido de Lima hace más de dos semanas. La edición más dura ha atravesado dunas, desiertos y montañas de Perú, Bolivia y Argentina.

Sainz, quien ya se impuso en la prueba en 2010, celebró su victoria tras cruzar la meta en la 13ª y última etapa que tuvo como punto final la ciudad argentina de Córdoba. El piloto español dominó una ventaja que consiguió en Bolivia, cuando en la etapa maratón su compañero de equipo, Stephane Peterhansel, perdió la oportunidad por el título al chocar contra una piedra y perder más de 90 minutos.

Este fue el tercer año consecutivo que Peugeot se adjudica la prueba, ya que en las dos anteriores se impuso el francés Stéphane Peterhansel. El qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) finalizó en segundo lugar y su compañero de equipo, el sudafricano Giniel De Villiers, fue tercero tras ganar la última etapa.

Por su parte, Kevin Benavides (Honda) terminó segundo en la categoría motos, pese a vencer en la última etapa, y que ganó el piloto austriaco Matthias Walkner (KTM). El australiano Toby Price (KTM) cerró el podio.

En la categoría de quads, el ganador fue el chileno Ignacio Casale (Casale Racing), quien así logró adjudicarse su segundo Rally Dakar de la especialidad. Por detrás de él terminaron dos argentinos: Nicolás Cavigliasso (Team Al Desert) y Jeremías González Ferioli (Consultores de Empresas), quienes fueron segundo y tercero respectivamente.

Finalmente, en camiones, la corona quedó en manos del poderoso equipo Kamaz tras la polémica deserción del argentino Federico Villagra, su principal adversario, y el ruso Eduard Nikolaev, se coronó bicampeón de la carrera.