USA celebra su medalla de oro (Foto:Andre Ringuette/HHOF-IIHF) 
Como era de esperar Canadá y Estados Unidos se han enfrentado esta mañana en la final de hockey hielo femenino en la que tras acabar el tiempo reglamentario y el tiempo extra con empate a 2 en el marcador, el equipo estadounidense se ha proclamado campeón olímpico en la tanda de penaltis, en la que ha sido necesario que ambos equipos hicieran seis lanzamientos.

El tenso inicio de partido marcaba la tónica de lo que iba a ser una apasionante final olímpica entre los dos mejores equipos del mundo. Estados Unidos ha empezado mucho más metido en el partido que sus rivales y tras desaprovechar algunas opciones de abrir el marcador finalmente a pocos segundos del final del final del primer periodo un gol de Hilary Knight reflejaba la superioridad del juego de su equipo

Canadá ha empezado el segundo periodo con mejor actitud y en los minutos iniciales ha logrado empatar el partido por medio de Haley Irwin para ponerse por delante pocos minutos después con un gol de su estrella, Marie Poulin aprovechando un mínimo error de la defensa estadounidense. El segundo periodo terminaba, pues, con el resultado de 2-1 para el conjunto canadiense.

Estados Unidos ha tenido varias ocasiones de empatar de nuevo el partido en los minutos iniciales del último periodo sin conseguir materializar ninguna de ellas. Sin embargo Canadá tampoco ha sido capaz de aprovechar sus oportunidades para aumentar su ventaja en un partido que con el paso de los minutos ha subido considerablemente su nivel. Finalmente a seis minutos del final, Estados Unidos aprovechaba un error defensivo de su contrincante para poner el empate a 2 con el que se ha llegado al final del tiempo reglamentario. 

USA ha dominado el partido durante prácticamente todo el tiempo extra, con varias ocasiones de marcar el gol de oro y llevarse el partido. Canadá tampoco ha aprovechado sus pocas opciones de ataque, incluyendo un powerplay desaprovechado en los segundos finales. Finalmente el campeón olímpico se ha decidido en el shootout en el que Jocelyne Lamoureux anotaba el lanzamiento definitivo que le daba a Estados Unidos la preciada medalla de oro y relegaba a Canadá a la medalla de plata, uniéndose ambas en el podio olímpico a Finlandia, que consiguió la medalla de bronce el día anterior.