Las jugadoras de Vigo Guardians reeditaron el título que consiguieron el año pasado en la primera Liga Gallega de Flag Football femenino, donde compitieron frente a Royal Towers y A Estrada Bestas.

En esta edición, las viguesas tenían como rivales nuevamente a Royal Towers de Cambre y esta vez a Santiago Black Ravens, quienes empezaron con muy buen pie en su estreno en competición, ya que vencieron en sus dos primeros partidos (2-0) por marcadores de 7-12 y 0-6, mientras que Towers se llevó el primer duelo frente a las Guardians (1-1 ambos) por un igualado 12-6.

La segunda jornada cambió de rumbo y las de Santiago de Compostela cedieron sus dos enfrentamientos (2-2) mientras que Vigo (1-1-2) y Towers empataron su partido (2-1-1) a siete puntos, siendo las de Cambre las nuevas líderes. Y en la última jornada, Guardians dio un golpe de autoridad remontando en la clasificación desde el primer partido, puesto que ocupaban la tercera plaza.

En primer lugar Guardians superó a Royals por 12-0, con lo que mantuvieron sus opciones de llevarse la liga. Las de Cambre hicieron lo propio ante Black Ravens (6-0), por lo que la campeona temporal eran las Royal Towers ya con todos sus encuentros disputados (3-2-1).


El equipo compostelano ya no tenía opciones de buscar la primera plaza, pero Guardians sí. En caso de ganar por más de 7 puntos, la liga repetiría campeón. Y así fue, Vigo derrotó por 18-6 a las debutantes, es decir, por una diferencia de 12 tantos, y sumaron su segundo título consecutivo.