La Fórmul 1 inició su receso habitual de casi un mes con el inglés Lewis Hamilton (Mercedes) afianzado en el primer puesto del campeonato gracias a su impecable victoria en el GP de Hungría. Se distancia de 24 puntos con el alemán Sebastian Vettel.

El vigente campeón tuvo una brillante labor el sábado cuando marcó la pole bajo la lluvia; y ganó en la carrera de punta a punta, más allá de haber dejado el primer puesto al detenerse en boxes para cambiar neumáticos.

En un circuito que, en principio, era más favorable a las características de sus autos, Ferrari debió conformarse con los otros dos escalones del podio con el alemán Sebastian Vettel 2° y el finlandés Kimi Räikkönen 3°.

El único momento que tuvieron los hombres de la Scuderia para inquietar a Hamilton fue en la largada, aunque el finlandés Valtteri Bottas, que partió 2°, se encargó de taparles los huecos en las primeras curvas para que su compañero de equipo les sacara una buena ventaja. Ya sobre el final, Bottas volvió a ser protagonista de un incidente con Vettel: lo tocó en el momento que el germano lo superaba para arrebatarle la segunda posición.

Por su parte, Alonso felicitó a su equipo McLaren por la acertada estrategia del equipo, que le ayudó a remontar desde el undécimo al octavo puesto El equipo británico retrasó la parada de sus dos pilotos y llegó a rodar los dos coches en zona de puntos, con Alonso, octavo, y Vandoorne, noveno. Sin embargo, el belga sufrió un problema mecánico con la caja de cambios y tuvo que abandonar a falta de 20 vueltas. Y como contrapartida, la estrategia errónea de Renault hizo que Carlos Sainz, quien partía desde el quinto puesto, se viera relegado a finalizar noveno este GP de Hungría.