El piloto catalán Marc Márquez (Honda) volvió a demostrar de nuevo en el trazado alemán de Sachsenring que es el ‘rey de reyes’, el que podría ser, fijo, el más grande campeón de todos los tiempos. De momento, en Sachsenring, ha conseguido su novena victoria consecutiva desde el 2010 y ha superado al mítico campeón italiano Giacomo Agostini, que ganó en ocho ocasiones desde 1966 a 1973, el Gran Premio de Finlandia.

Márquez, que arrancó desde la ‘pole’, también consiguió la vuelta rápida en carrera y superó, por más de dos segundos, al italiano Valentino Rossi (Yamaha), que sigue sin ganar desde hace un año (Assen-2017) y cuya fábrica empeora su récord de ineficacia al llevar ya 19 carreras sin vencer, cosa que no había ocurrido nunca antes en la categoría de MotoGP.

Márquez, que ha sumado su quinta victoria en nueve grandes premios (Austin, Jerez, Francia, Holanda y Alemania), se irá de vacaciones siendo claro líder, con 46 puntos sobre el ‘46’, es decir, sobre el ‘Doctor’, que ha sido el único que ha podido seguirle y siempre a cierta distancia, cuando, superado Jorge Lorenzo (Ducati), que empezó mandando, como suele ser habitual en el tricampeón mallorquín, el ‘nen de Cervera’, tal y como había anunciado, se fue escapando poco a poco.