La IV Copa RFEF de fútbol playa fue celebrada en las playas de San Lorenzo (Melilla), y ambos título se quedaron en casa. En categoría femenina, El CD Higicontrol Melilla coronó su camino triunfal al imponerse por 2-4 al CFF Madrid. En categoría masculina, el CD Melistar venció por 3-1 al UD Levante.

En la final femenina se disfrutó de un igualado encuentro entre Madrid CFF y CD Higicontrol. El primer equipo en golpear iba a ser el combinado melillense, que conseguiría llegar al final del primer tercio con dos goles de ventaja. A pesar de la superioridad que había mostrado el conjunto local al inicio del partido, las jugadoras de la meseta consiguieron reponerse, llegando a igualar el partido a dos goles en el segundo tiempo.

Con empate a dos en el marcador que reflejaba la igualdad que predominó durante el encuentro, el CD Higicontrol Melilla hizo valer su efectividad goleadora para volver a colocarse por delante.

Con el tercer periodo aún por delante, las jugadoras del Madrid CFF hicieron gala de su garra y pelearon el encuentro hasta el final del partido. Tanto es así, que este no se decidió hasta los últimos segundos del mismo, en los que el CD Higicontrol Melilla asestó el golpe definitivo para colocar el 2-4 final en el luminoso y proclamarse campeonas del torneo disputado en arenas melillenses.

Garra, entrega y un gran espectáculo se vivió también en la pelea por el título masculino protagonizada por CD Melistar y Levante UD. Desde del inicio del encuentro, ambos equipos mostraron un trepidante ritmo de juego plagado de duelos físicos y duras disputas de balón.

De este intercambio de golpes, el conjunto melillense es el que consiguió adelantarse primero aprovechando la oportunidad que le brindaba un penalti cometido por la defensa del conjunto valenciano. Minutos más tarde, el CD Melistar conseguía aumentar su ventaja anotando el 2-0 con el que finalizaría el primer tiempo.

Lejos de darle la espalda al partido, el Levante UD hizo de tripas corazón para recortar distancias en el segundo tercio con un gran lanzamiento desde la frontal del área. Y el frenético ritmo del partido no iba a cesar en el tercer periodo. El CD Melistar se encontró rápido con la posibilidad de sentenciar el partido convirtiendo en gol un lanzamiento directo que ponía el 3-1 definitivo.