Marc Márquez se impuso en el Gran Premio de Aragón, en un final trepidante, con tremenda pelea con Dovizioso y Iannone, en una carrera que ha estado marcada por la caída de Jorge Lorenzo al comienzo de la misma.

El piloto de Ducati salía desde la primera posición, pero las cosas no pudieron comenzar peor para él. Marc Márquez, que arrancó tercero, salió fuerte y buscó adelantar por el interior, pero se pasó, cerrando la trayectoria a Jorge Lorenzo que al forzar la trazada para mantener el primer lugar acabó perdiendo el control y salió volando fuera de pista. Intentó salir por su propio pie, pero el golpe fue fuerte y finalmente tuvo que ser retirado en camilla.

Después del accidentado comienzo, Dovizioso agarró el primer lugar y mantuvo un gran ritmo hasta mediada la carrera. La Ducati iba rápido y el italiano consiguió mantener la distancia con un Márquez que siempre tuvo a su rival en el horizonte, y en el segundo tramo de carrera el de Cervera demostró su descomunal talento y su gran ambición. En las últimas diez vueltas Márquez comenzó a recortar casi medio segundo a Dovizioso, y el tramo final derivó en una espectacular pelea entre ambos pilotos, con Iannone muy pendiente y aprovechándose del tira y afloja entre el de Honda y el de Ducati.

Cuando quedaban tres vueltas, Márquez logró despegarse de verdad haciendo una maniobra fantástica y colándose en cabeza de carrera para acabar venciendo en Aragón por cuarta vez en los últimos seis años, alzándose con el 41º triunfo en Moto GP y acariciando el título Mundial.