Segundo gol de la temporada, desempate ante los Detroit Red Wings y punto número 500 en la carrera del gran Dustin Byfuglien. El defensa de los Winnipeg Jets decidió una victoria más para su equipo que venció 2-1 en el Little Caesars Arena, y se posiciona como el defensa número 14 máximo anotador de la historia de la NHL, entre jugadores seleccionados más allá de la octava ronda (pick número 245 del Draft del 2003).
Byfuglien a sus 33 años ha pisado tres franquicias diferentes, teniendo 109 puntos en los 260 partidos que jugó con los Chicago Blackhawks, y 391 puntos en 576 encuentros disputados con los antiguos Atlanta Thrashers y actuales Jets de la provincia de Manitoba, Canadá.
A día de hoy, Byfuglien ha presenciado diez partidos en esta temporada 2018/2019 con 2 goles y 5 asistencias, y se erige como el líder de los defensas activos con 36 goles ganadores.

Séptimo triunfo de la temporada para los Jets

Los Winnipeg Jets (7-4-1) cosecharon su cuarto triunfo en los últimos cinco partidos ante los Red Wings (1-7-2), quienes empezaron ganando el duelo. En el minuto 15 del primer tiempo, Andreas Athanasiou adelantó a los de Michigan en situación de power play. Sin embargo, Kyle Connor empataría el encuentro en el minuto 16 del segundo periodo, también en superioridad, aprovechando el quinto power play para los de Winnipeg.
Mientras, los porteros eran protagonistas. El suplente de los Jets Laurent Brossoit no conoce aún derrota (3-0-0 con él saliendo como titular) y salvó 27 disparos. Más trabajo tuvo el portero de los Red Wings, Jimmy Howard, quien tuvo que detener 38 disparos, para aún así, perder el partido.
Finalmente, Byfuglien sería el héroe de la noche, rompiendo el empate a 6:45 minutos del final, y sumando su punto número 500 de su excelente carrera deportiva.