La franquicia de Los Ángeles Rams no tenía un inicio de temporada tan ilusionante como el que están realizando este año desde 1985, cuando también arrancaron con un perfecto 7-0. Tras ganar a los San Francisco 49ers (1-6) por un contundente 39-10, se posicionan como los únicos invictos de la liga.
La locomotora que dirige Sean McVay se vio conducida una noche más por el extraterrestre Todd Gurley. El running back protagonizó 3 touchdowns y ya acumula en esta temporada 14, igualando la gesta de Priest Holmes quien también batió dicha cifra durante solo 7 semanas, en 2002 y 2004. Sumó por las dos opciones, terrestre (63 yardas con dos anotaciones) y aérea (23 yardas y una recepción para touchdown), y fue una vez más el factor determinante de esta ofensiva imparable de los Rams, quienes totalizaron 146 yardas con jugadas de carrera.
Todd Gurley sin duda es el jugador del momento. Endosó 3 TDs a los 49ers y bate el récord en siete partidos con 14 anotaciones | Foto: Rams.com
Todd Gurley sin duda es el jugador del momento. Endosó 3 TDs a los 49ers y bate el récord en siete partidos con 14 anotaciones | Foto: Rams.com
Al RB estrella se le añadió el buen hacer de Jared Goff quien lanzó 24 veces y completó 18 pases sin regalar ningún balón, para un total de 202 yardas y dos touchdowns, uno para Brandin Cooks (64 yardas en 4 recepciones) en el segundo cuarto y otro para el propio Gurley.

El ataque de los Rams fue eficiente, la defensa inmejorable

Además, a este equipo que parece perfecto, al menos de momento, se le suma una defensa envidiable. Es más, fue el grupo que puso en bandeja la mayoría de anotaciones del equipo atacante, pues 24 de los 39 puntos fueron producto de algún turnover. Y gran culpa la tuvo otro jugador que parece no ser de este planeta, Aaron Donald, quien realizó la escalofriante cifra de 4 sacks y 1 fumble forzado y recuperado. A ello se le suman un safety que llegó después de que el linebacker Cory Littleton bloqueara un intento de punt de Bradley Pinion y el balón aterrizó en la endzone de los 49ers, dos sacks de este mismo LB y dos intercepciones a C.J. Beathard de Troy Holl y John Johnson III. Samson Ebukam también se unió a la fiesta defensiva, provocando un fumble en el primer drive de los de Kyle Shanahan.
El front-seven de los Rams estuvo de élite con 7 sacks y 2 fumbles | Foto: Rams.com
El front-seven de los Rams estuvo de élite con 7 sacks y 2 fumbles | Foto: Rams.com

Otra lesión en San Francisco: Matt Breida

De esta manera, los primeros puntos llegaron después de que Trevon Young diese alcance al balón que soltó Beathard por culpa del sack de Ebukam, y Zuerlein transformó un field goal desde la yarda 35. Poco después, Donald haría que Matt Breida se le escapara el balón en su yarda 21, quien se volvió a lesionar de su rodilla y tuvo que abandonar el partido, y, posteriormente, tras cuatro jugadas Gurley no perdonó las 7 yardas que restaban hasta la zona de anotación.
Iniciado el segundo cuarto, los Rams forzarían el despeje tras detener una carrera, dejar un pase incompleto y Donald alcanzar a Beathard una vez más. Littleton llegaría al punter y el balón botó en la endzone de los 49ers hasta salirse del campo, y 12-0. La posesión además pasaba al equipo angelino, quien gracias a una big-play de 32 yardas de Robert Woods (78 yardas recorridas) pondría en bandeja el posterior tiro de campo desde la 37. Antes del descanso, la intercepción de Hill posicionó al ataque en la yarda 40 de los Rams, y Cooks se escaparía 19 yardas hasta el touchdown.

El ataque de los 49ers permaneció inexistente en todo el partido

Mientras, la ofensiva de San Francisco se encontraba inoperante. Solo aprovecharon un resquicio al término de la primera mitad, estableciendo el 22-7 después de que Beathard encontrara al TE George Kittle (98 yardas recibidas) dentro de la endzone.
Los 49ers deberán encomendar el juego terrestre a otro RB tras volver a lesionarse Breida, a Raheem Mostert | Foto: 49ers.com
Los 49ers deberán encomendar el juego terrestre a otro RB tras volver a lesionarse Breida, a Raheem Mostert | Foto: 49ers.com
La segunda parte mantuvo la línea. Despeje de los 49ers y field goal de Zuerlein, e intercepción de Johnson sobre el campo de los locales y Goff, desde la yarda 27, en tres jugadas plantó a Gurley a una yarda de la línea de gol, donde ya no hay quien lo detenga. Tres puntos aportaría Gould desde la yarda 51 a unos pobres 49ers (32-10).
En el último cuarto, Gurley obró su tercer TD recibiendo un pase de 12 yardas en un drive que inició desde la 13 de San Francisco gracias a un excepcional retorno de punt de JoJo Natson por 36 yardas.
En definitiva, los Rams burlaron en todos los aspectos del juego, desde el ataque, la defensa y los equipos especiales, a unos 49ers que tuvieron que mostrar un nuevo RB ante la multitud de bajas, Raheem Mostert (49 yardas en 7 carreras). Su QB fue golpeado en siete ocasiones e interceptado dos veces, tuvieron una pésima eficiencia en terceros downs (27%) y apenas su ofensiva comandada por Beathard rebasó las 200 yardas recorridas: 228 ganaron en total de las cuales 107 fueron corriendo. Sin duda, un partido más para olvidar en la bahía ante un equipo que parece estar destinado a grandes cosas esta temporada.