Elina Svitolina se convirtió en la primera ucraniana en ganar las Finales WTA al derrotar a la estadounidense Sloane Stephens por 3-6, 6-2 y 6-2 en la final de Singapur, de donde sale como cuarta jugadora del mundo, adelantando a la propia Stephens, a la checa Petra Kvitova y a la japonesa Naomi Osaka.

Ganadora este año en Brisbane, Dubai y Roma, y en su primera intervención en el torneo que cierra la temporada, al que se clasificó la semana antes, Svitolina sumó el 13º título y el más importante de su carrera, anulando la ventaja inicial de Stephens y culminando la semana sin perder un partido en cinco duelos para suceder en el palmarés a la danesa Caroline Wozniacki.

Svitolina, que nunca ha pasado de la ronda de cuartos en un Grand Slam, se convierte en la nueva ‘maestra’ WTA tras haber ganado los cinco partidos disputados. Por su parte, Stephens, de 25 años, campeona del Abierto de EE.UU. el año pasado y finalista en éste de Roland Garros, soñaba en convertirse en la octava jugadora estadounidense en triunfar en este competición, pero después de una dura lucha de 2 horas y 23 minutos, tuvo que inclinarse ante el mejor físico de Svitolina.

La estadounidense había protagonizado una gran reacción en semifinales contra la checa Karolina Pliskova, cuando remontó un 6-0 y 2-0 adverso para lograr su clasificación para la final, pero terminó casi sin fuerzas, después de un desgaste con jugadas que llegaron a los 30 intercambios. TODOS LOS RESULTADOS