Ser de los Oakland Raiders empieza a ser una gran odisea esta temporada. Mientras ven cómo sus mejores jugadores salen del equipo, los de Josh Gruden no dejan de acumular derrotas, y esta ha sido la cuarta consecutiva, poniéndose con récord de 1-7.
Para colmo, cayeron contra otro equipo sin muchas aspiraciones este año, los San Francisco 49ers (2-7) por paliza, 3-34 en el Thursday Night Football de la semana 9. Es más, los de Kyle Sanahan con Garoppolo perdido por toda la temporada, llegaron a este encuentro con la baja de C.J. Beathard quien se lesionó la muñeca ante los Cardinals, y ganaron con su tercer quarterback en liza, Nick Mullens.

Nick Mullens lidera de forma efectiva el ataque de San Francisco

Breida y Mostert, entre otros, sumaron desde el backfield 143 yardas de carrera | Foto: 49ers.com
Breida y Mostert, entre otros, sumaron desde el backfield 143 yardas de carrera | Foto: 49ers.com
El joven QB de 23 años, que fue undrafted en la agencia libre del 2017, fue suficiente para pasar por encima de unos Raiders inofensivos. Acertó 16 de 22 lanzamientos para 262 yardas y tres pases de touchdown, complementándose muy bien con el juego de carrera que protagonizaron, a pesar de las numerosas bajas, Raheem Mostert (86 yardas) y Matt Breida (44 yardas).
San Francisco burló como quiso la defensa de Oakland que permitió la barbarie cifra de 7’5 yardas por jugada, y además la línea defensiva dio alcance a Derek Carr (171 yardas en 16/21 pases) en ocho ocasiones (2'5 sacks fueron de Cassius Marsh), lastrando múltiples drives ofensivos de unos Raiders que solo pudieron sacar provecho en su primera serie de ataque con tres puntos de su kicker Daniel Carlson.
Derek Carr recibió hasta 8 sacks en este partido | Foto: 49ers.com
Derek Carr recibió hasta 8 sacks en este partido | Foto: 49ers.com
A partir de ahí, los de Sanahan produjeron puntos en 6 de las 9 veces que tuvieron el balón en posesión, avanzando una media de casi 61 yardas por serie fructífera, mientras que la defensa obligó siempre a despejar, exceptuando el último drive del tercer cuarto donde Carlson falló un field goal de 45 yardas.

Ataque inofensivo de los Raiders y los 49ers casi no perdonaban en cada drive

Así, Mullens dio su primer pase de touchdown al habitual Pierre Garcon (56 yardas en tres recepciones) de 24 yardas, y su segundo lanzamiento que acabó en la endzone fue para Kendrick Bourne ya en el segundo cuarto.
Robbie Gould estableció el 17-3 desde la yarda 39 al descanso, y en la segunda parte los 49ers abrieron el tercer cuarto con el tercer lanzamiento anotador de un increíble Mullens en solo cuatro jugadas. Gran parte de culpa de este rápido drive la tuvo el sophomore TE George Kittle, con una jugada en la que recibió a una mano entre medio de la defensa rival y se escapó por 71 yardas. Él mismo remató el drive recibiendo un pase de TD de 5 yardas dos jugadas después, y terminó el encuentro con 108 yardas totales en cuatro balones recibidos.
La jugada de la noche la protagonizó Kittle con su catch a una mano de 71 yardas | Foto: 49ers.com
La jugada de la noche la protagonizó Kittle con su catch a una mano de 71 yardas | Foto: 49ers.com
El running back Mostert continuó la fiesta para los californianos en su Levi’s Stadium con un acarreo de 52 yardas que se atravesó más de la mitad del campo corriendo sin demasiada objeción. En el último cuarto, Gould atinó su segundo field goal, este de 25 yardas, para poner los 34 puntos definitivos a su equipo que corta una racha de seis pérdidas seguidas, desde la Week 2 cuando vencieron a los Lions una semana antes de perder a Garoppolo.