Magnífico duelo divisional el que nos depararon Los Ángeles Rams en su visita al CenturyLink Stadium de los Seattle Seahawks (2-3), a los que vencieron in extremis por un resultado final de 33-31. De esta manera, el equipo que dirige Sean McVay mantiene su invicto y establece un récord de 5-0.
Todd Gurley fue sin duda el hombre del partido con tres touchdowns de carrera, corriendo por 77 yardas y desatascando al ataque de su equipo cuando más lo necesitaba. Al igual que Jared Goff (321 yardas en 23/32 pases, con una intercepción), quien a pesar de tener la contrapartida en la segunda parte de perder por momentos a sus dos mejores receptores por conmociones cerebrales (Robert Woods, quien sumó 53 yardas de carrera y 93 de pase, y Cooper Kupp, quien terminó con 90 yardas recibidas), supo aprovechar a los WRs suplentes para mantener el barco firme y finalmente ganar el partido.
El QB Jared Goff tuvo un partido brillante y siendo el auténtico líder | Foto: therams.com
El QB Jared Goff tuvo un partido brillante y siendo el auténtico líder | Foto: therams.com
Pero los Rams iniciaron con muy mal pie el encuentro, el cual se convertiría en un toma y daca ante un rival a priori muy inferior a la franquicia angelina. Pese a que lograron deflectar el primer despeje gracias a Littleton y eso hizo sacar al ataque en la redzone, Goff fue interceptado por Frank Clark que retornó el balón por 26 yardas y llenó de motivación a su equipo.

Seattle combatió a los increíbles Rams a base de un buen juego terrestre

Tanto es así que los Seahawks en ese drive ofensivo abrieron la lata, con 6 jugadas de carrera y 2 pases, culminando con touchdown terrestre de Mike Davis de 6 yardas. Era un aviso y muestra de la principal arma con la que Seattle iba a poder mantener el pulso a los Rams: el juego de carrera brilló irrumpiendo en la defensa rival por 190 yardas, de las cuales 116 fueron de un gran Chris Carson quien tomó el balón en 19 ocasiones, mientras que Davis corrió por 68 yardas. Es la tercera semana en la que los Seahawks cuentan con un RB que alcanza las 100 yardas.
El juego terrestre de los Seahawks parece renacer poco a poco de la mano de Davis y Chris Carson | Foto: therams.com
El juego terrestre de los Seahawks parece renacer poco a poco de la mano de Davis y Chris Carson | Foto: therams.com
No tardaron en reaccionar los Rams y en un drive de dos minutos y medio recorrieron 58 yardas y Gurley iba a irrumpir por primera vez en la endzone con un acarreo de 2 yardas para empatar.
En el segundo cuarto, los Rams tomaron la delantera tras dos big-plays y un tiro de campo de 19 yardas que convirtió el recién llegado Cairo Santos. Pero tuvieron respuesta los locales, con un pase de touchdown de 39 yardas de Russell Wilson (198 yardas completando 13 de 21 lanzamientos) para Tyler Lockett. Aunque rápidamente el equipo de Los Ángeles se la devolvió, acabando el siguiente drive con anotación de Kupp en una recepción de 6 yardas para TD. Pero antes del descanso, Janikowski conectó un field goal de 52 yardas para empatar a 17 puntos.

Todd Gurley autor de 3 touchdowns, y eclipsó los dos de David Moore

Estaba siendo todo un duelo de pistoleros, y así se vio reflejado también en el tercer cuarto, donde Seattle sumó 14 tantos más, con el juego de carrera como máximo estandarte y con un sorprendente David Moore que recibió tres veces y dos de ellas fue dentro de la endzone: la primera de 3 yardas y la segunda completó un pase de touchdown tras una escapada de 30 yardas.
Gurley aportó 77 yardas de carrera y otras 36 vía aérea | Foto: therams.com
Gurley aportó 77 yardas de carrera y otras 36 vía aérea | Foto: therams.com
Entre anotación y anotación, Gurley volvió a hacer de las suyas. Aunque Goff ya no podía contar con Woods o Kupp a pleno rendimiento, encontró recursos en hombres como Josh Reynolds (39 yardas), Tyler Higbee (26) o Gerald Everett (24). Finalmente, touchdown de 2 yardas del RB estrella para establecer un 24-31 tras la segunda anotación de Moore.
Fue entonces cuando la defensa de los Rams apareció y en los quince minutos finales no permitió ni un solo punto. Estos, primero se acercaron por medio de, una vez más, Gurley, con touchdown de 5 yardas, después de una tremenda escapada de Woods por 56 yardas en carrera. Pero el punto extra se le iba a resistir a Santos y los Seahawks seguían por delante en el marcador.
Russell Wilson recibió dos nuevos sacks | Foto: therams.com
Russell Wilson recibió dos nuevos sacks | Foto: therams.com

La defensa de los Rams decantó el partido en el último cuarto

En el siguiente ataque, la franquicia de Pete Carroll se toparía con la defensa angelina, la cual solo permitió avanzar 10 yardas en 6 jugadas, incluyendo un sack de Ndamukong Suh que les obligaría despejar.
Goff lideró una vez más a un ataque que duraría más de cuatro minutos, avanzando 61 yardas y encontrando constantemente a Woods o Gurley, hasta ser detenidos dentro del campo rival para que Santos pudiera hacer olvidar el extra point fallado, con un tiro de campo de 39 yardas y volviendo a dar el mando a los Rams, que ya no lo soltarían.
Pero aún restaban 6 minutos y la posesión recaía en Wilson y compañía. Lograron aterrizar con un nuevo latigazo hacia Lockett de 44 yardas para pisar la 32 de los Rams, y, sin embargo, dos penalizaciones de 15 yardas en total lastraron el avance (false start y holding), y dos pases incompletos en 3&23 forzaron el punt a poco más de tres minutos del final.
Tyler Lockett fue el WR más destacado de Seattle con 98 yardas en tres recepciones | Foto: therams.com
Tyler Lockett fue el WR más destacado de Seattle con 98 yardas en tres recepciones | Foto: therams.com
Y la ofensiva venida de California supo aguantar la posesión para consumir el reloj, aunque con cierto riesgo. Después de tres carreras de Gurley, la defensa de Seattle les frenaron y les llevaron a un 3&1 que al principio iba a ser el balón despejado por Johnny Hekker, pero Pete Carroll paró el reloj con su último tiempo muerto y McVay cambió de decisión: equipos especiales fuera, Goff al campo y tras recibir el snap se abalanzó sobre la línea de primer down para conseguir transformar la cuarta oportunidad y cerrar la quinta victoria para los angelinos.