El monarca de peso ligero del UFC, Khabib Nurmagomedov, protagonizó uno de los episodios más lamentables en la historia del UFC en la T-Mobile Arena de Las Vegas. Tras someter a Conor "The Notorious" McGregor en la pelea estelar del UFC 229, Nurmagomedov encaró al irlandés y tuvo que ser detenido por el árbitro Herb Dean. Instantes después saltó la reja para salir de la jaula y pelear con el equipo de McGregor.

El ruso tuvo que ser detenido por miembros de seguridad mientras McGregor era retenido dentro de la jaula y se defendía de alguien que saltó la reja para lanzarle golpes. McGregor, con el rostro visiblemente lastimado, fue escoltado rumbo a su vestidor mientras la afición abucheaba.

Luego del incidente, Nurmagomedov volvió a la jaula donde el presidente del UFC, Dana White, fue captado en las cámaras diciéndole que no iba a ponerle el cinturón dentro del octágono y salieron del mismo.

En un protocolo sin precedentes, el anunciador Bruce Buffer dio a conocer la decisión oficial, Nurmagomedov retuvo el título de peso ligero tras someter con estrangulamiento por la espalda a McGregor a los 3:03 del cuarto asalto en un octágono vacío.

Esta era la primera pelea de McGregor desde que ganó el título ligero en noviembre del 2016. Peleó contra Floyd Mayweather en un combate de boxeo en agosto del 2017 y el UFC le despojó del campeonato por inactividad en abril. FUENTE