El inglés Lewis Hamilton ganó el Gran Premio de Brasil, la penúltima prueba del Mundial de Fórmula 1, que se disputó en el circuito de Interlagos de San Pablo, donde su escudería, Mercedes, se aseguró matemáticamente su quinto Mundial de constructores seguido. Hamilton ganó por delante del holandés Max Verstappen (Red Bull) y del finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) una vistosa carrera en el exigente circuito paulista.

Raikkonnen defendió en el tramo final su puesto de podio ante el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), que fue cuarto, por delante del finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), en una carrera muy divertida en la que el trompo de Verstappen (provocado por el francés Esteban Ocon), cuando lideraba a falta de 27 vueltas, fue determinante para el desenlace final.

Los españoles Carlos Sainz (Renault) y Fernando Alonso (McLaren) concluyeron duodécimo y decimosexto, respectivamente, la penúltima prueba de un Mundial que se cerrará dentro de dos domingos en Abu Dabi, sede de la vigésima primera carrera del año.

El alemán Sebastian Vettel (Ferarri) concluyó sexto una prueba en la que el mejor de entre el resto fue Charles Lecrerc (Sauber), al acabar séptimo, por detrás de los únicos tres coches que tienen opciones de triunfo.