Novedosa undécima edición de la Liga Gallega de Flag Football Open en la que eliminaron sus características primera y segunda división. Esta vez la competición se unificó y repartió a los 12 equipos participantes en tres grupos diferentes, de los cuales los seis mejores se clasificaron a los Playoffs que se disputaron el pasado 30 de junio.

Towers Football y Vigo Guardians fueron los mejores de la fase regular, por lo que no tuvieron que disputar la ronda de WildCard, donde se enfrentaron Pontevedra Canteiros y Antioquía Demons, y Santiago Black Ravens B y Coruña Atlantics

Finalmente los Canteiros darían la sorpresa venciendo en semifinales a los defensores del título de las últimas dos temporadas, a Towers por un ajustadísimo 33-31. Pero en la final se toparían con Guardians, quienes son los nuevos campeones de Galicia y que desempatan así con Towers en cuanto a entorchados en su palmarés: es la cuarta liga que alzan los vigueses (2014, 2015, 2016 y 2019). Además se convierten en los más laureados a la par que CFA Trasnos, club que fue campeón de las cuatro primeras ediciones.

Esta liga sin distinción de categorías repartió en el grupo Norte a Coruña Atlantics junto a los tres equipos que presentó Coruña Towers: Towers Football (3º), Towers Chieftains (8º) y Towers Ronin (12º).

En el grupo Centro compitieron los dos equipos de Santiago Black Ravens, Ravens A (10º) y Ravens B (5º), Pontevedra Canteiros (meritorio subcampeonato) y A Estrada Bestas (9º). Por último, el grupo Sur fue compuesto por Vigo Guardians (1º), Vigo Piratas (7º), Morrazo Krakens (11º) y Antioquía Demons de Xinzo de Limia (6º).