La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) excluyó a Rusia de las competiciones internacionales, incluido los Juegos Olímpicos, durante un plazo de cuatro años debido a la manipulación de los datos del Laboratorio de Moscú. Así, esta potencia del deporte estará fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y de los de Invierno de Pekín 2022.

Dichas manipulaciones hacen imposible comprobar si 145 de los 298 deportistas rusos sospechosos y que están incluidos en la base de datos violaron las reglas antidopaje entre 2012 y 2015, por lo que el AMA consideró que Rusia ha intentado encubrir posibles positivos.

En su veredicto, votado por unanimidad, el AMA señaló que ha seguido las recomendaciones del Comité de Revisión de Cumplimiento (CRC), órgano independiente de la agencia, en el que se señalaba que los datos entregados por la parte rusa no eran completos ni auténticos.

La sanción, que Rusia podría apelar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), impide a los rusos competir bajo su bandera durante cuatro años en Juegos Olímpicos y mundiales de fútbol, entre otros eventos deportivos, así como al país organizar competiciones internacionales en su territorio.

Los atletas rusos sólo podrán participar en eventos deportivos internacionales "si son capaces de demostrar que no están implicados" en el actual escándalo de manipulación de datos, e incluso en este caso no podrán representar a su país, señaló el dictamen. FUENTE