Hasta 36 equipos de ocho países diferentes (Estados Unidos, Holanda, Alemania, Francia, Rusia, Austria, Inglaterra y Escocia) se dieron cita en el Ravenscraig Sports Complex de Wishaw (Escocia), para disputar la V Flagging New Year. Este torneo cada año congrega a más equipos internacionales y en este 2020 celebró, al margen de la competición mixta y juvenil, por primera vez torneo femenino.

Específicamente, en la categoría alevín U13 de Flag Football se citaron seis equipos. Los estadounidenses del North Shore dominaron sin mucha dificultad el torneo de los más jóvenes y se convirtieron en los nuevos campeones de la FNY. El resto de participantes fueron conjuntos británicos: Glasgow Tigers, Hamilton Buccaneers, Nuneaton Jaguars, Chorley Buccaneers e Inverclyde Phoenix.

En cuanto a la competición de chicas, otros seis equipos lucharon por la gloria, también todos ellos del Reino Unido. Las East Kilbride Pirates se proclamaron campeonas de la quinta edición de este torneo FNY, tras batir en una intensa final por 7-6 a las Hyde Park Renegades.

En Escocia se estrenaron en competición oficial las Grangemouth Fillies, con una defensa envidiable pero que a la hora de atacar no se mostraron con suficiente rodaje como para hacer frente a las demás rivales experimentadas.

Las Fillies sucumbieron frente a Sheffield Hallam Warriors por 7-0, contra las Leeds Samurai Queens con el mismo marcador y ante las futuras campeonas, Pirates (27-0). Pero dieron la sorpresa ante las veteranas de Manchester Titans, consiguiendo así su primer triunfo, por 18-7. Además, lograron un inesperado empate a cero puntos frente a las Renegades, actuales subcampeonas de la British American Flag Football League (BAFA). Las de Grangemouth terminaron finalmente sextas por detrás de Warriors.

Saltando ya al torneo Open, los London Smoke participaban por primera vez y consiguieron el título de esta FNY V. Es más, consiguieron un meritorio campeonato en Escocia ya que doblegaron en la gran final a los todopoderosos norteamericanos de Massflag. Y lo hicieron de forma épica, con una conversión de dos puntos en los últimos minutos, mediante un pase de Henry Williams hacia Charlie Williams.

El torneo se dividió en cuatro grupos de 6 equipos. El equipo mixto de Grangemouth, los Broncos, también participaron y eran uno de los favoritos. Tanto es así que hicieron pleno en su grupo, ganando a Coventry Cougars (27-12), a Edinburgh Outlaws (27-0), a los holandeses Purmerend Barbarians (26-13) y a los Victoria Park Panthers, liderados por el quarterback Vince Macchi y que complicaron seriamente a los Broncos (20-12).

También doblegaron a los eslovenos Ljubljana Killerbees que habían ganado igualmente sus cuatro compromisos anteriores, por un emocionante 20-12. Así, serían los de Grangemouth los que se quedarían con el liderato de grupo. En ese juego, Kevin Woods protagonizó todos los puntos del equipo escocés.

Sin embargo, los Broncos se toparían con los Smoke en cuartos de final, equipo contra el que se les sigue resistiendo la victoria. Los londinenses pusieron la directa de inmediato y acabaron ganando el pase a semifinales por un 20-0.

Los Aberdeen Oilcats, equipo que defendía título en esta FNY, no pudieron pasar del séptimo puesto tras sucumbir ante los propios Broncos por 19-12, quienes desplegaron una gran defensa en la que destacó Jamie Archibald con 2 pick six. Finalmente, los de Grangemouth llegaron muy justos a la lucha por la quinta plaza y cedieron dicha posición a los Killerbees, quienes vencieron por 32-20.