Todo apuntaba a que los todopoderosos New Orleans Saints iban hacerse con la victoria frente a los Minnesota Vikings en esta Wild Card, ya que además se quedaron muy cerca de pasar a la Ronda Divisional directamente, pero no fue así. Los de Mike Zimmer controlaron el partido en la segunda parte y en la prórroga consiguieron acabar venciendo por 26-20 en estos Playoffs de la temporada 100 de la NFL. 

Kirk Cousins mostró su versión buena (242 yardas en 19/31 pases completados y sin intercepciones) y Dalvin Cook fue el factor determinante del partido, corriendo para 94 yardas en 28 intentos y anotando dos veces. Además, recibió 36 yardas aéreas y lideró junto a Adam Thielen (129) y Kyle Rudolph (31) el ataque de Minnesota.

El partido ya comenzó intenso. A Thielen se le cayó un balón que recuperó Vonn Bell en campo de los Vikings, para después sumar los tres primeros puntos. Puntos que de inmediato logró refrendar el equipo de Minnesota en su siguiente oportunidad ofensiva.

El primer cuarto concluyó en empate a tres, y dichas tablas se rompieron cuando el increíble Taysom Hill completó una big play hacia Deonte Harris de 50 yardas. Alvin Kamara terminó el drive con una carrera de touchdown de 4 yardas.

No obstante, antes del descanso el running back de los Vikings dio el mando del partido a su equipo. Cook anotó en una serie ofensiva que arrancó desde la yarda 45 de los Saints gracias a una intercepción de Anthony Harris, y el marcador se ponía en 13-10 para Minnesota. Dan Bailey había convertido previamente otro tiro de campo.

El tercer cuarto se mostró débil ofensivamente. Los Vikings secarían prácticamente el juego terrestre de New Orleans, de Latavius Murray y Kamara, cada uno con únicamente 21 yardas. Y el juego aéreo no fue muy distinto entre ambos equipos, pues Drew Brees también se quedó en las 200 yardas (208, 26/33 lanzamientos).

Thielen apareció en el tercer periodo recibiendo un pase de 34 yardas y los Vikings no lo desaprovecharon, concluyendo la posesión en otro touchdown terrestre de Cook. Y ya en los primeros minutos del último cuarto, los Saints se reconectaron (20-17) con anotación aérea del polivalente Taysom Hill, quien corrió, pasó y recibió. 

Poco después, Cook sufrió un fumble al ser placado y el balón lo recuperó la defensa de los Saints, pero fue salvado por la revisión que determinó "down by contact" antes de que perdiera el ovoide. Finalmente, Minnesota despejó y los de Sean Payton atacaban ya dentro del "two minute warning". Y New Orleans avanzó lo suficiente para que Will Lutz transformase un field goal de 49 yardas que obligaba ir a la prórroga (20-20).

En el tiempo extra, el sorteo deparó que los Vikings comenzaran recibiendo la posesión. Cousins disponía de tiempo para pasar gracias al trabajo de su línea ofensiva y no forzó sus lanzamientos. Añadido a las carreras de Cook y una big play hacia Thielen de 43 yardas, el drive terminó en touchdown ganador del TE Rudolph y que puso punto y final al encuentro.