La historia de la franquicia de los Toronto Raptors es bastante corta, y sus épocas con éxitos podrían contarse con los dedos de la mano. Los canadienses se incorporaron a la NBA en la temporada 1995/1996, un total de 24 cursos completados con 11 apariciones de Playoffs. Seis de ellas fueron en los últimos años, hasta la consecución de la máxima gloria, el anillo conseguido en 2019.

Pero al margen de la recién temporada histórica que se marcaron, los Raptors solo han tenido dos épocas más de bonanzas. La primera fue con la incorporación de los primos Vince Carter y Tracy McGrady, con los que clasificaron por primera vez a Playoffs. Y en manos de Carter, Toronto visitó tres años seguidos la postseason, pasando una vez de Primera Ronda en 2001.

Aquí os hablaremos del siguiente equipo exitoso de Toronto, el que forjaron entre 2006 y 2008, llegando a los Playoffs por dos años consecutivos. Aunque en ambas ocasiones no pudieron llegar a la 2ª Ronda, rompieron varios logros que se le resistía aún a la franquicia canadiense y sin duda merecieron más. Y como veréis, lo haremos con muchas fotos, para que el recuerdo a aquella temporada nos sea más ilustrativo.
La plantilla de Toronto Raptors en la temporada 2006/2007
Específicamente os contamos la temporada 2006/2007. Por entonces, los Raptors se veían liderados por Chris Bosh, cuarta selección en 2003, y lo quisieron acompañar en la pintura con el italiano Andrea Bargnani, en su primer y único hasta el momento pick 1 en un Draft NBA. A su vez, dieron a Matt Bonner, Eric Williams y una 2ª ronda por el esloveno Rasho Nesterovic. En dicha ronda pudieron seleccionar a P.J. Tucker y a Edin Bavčić, a quien enviaron a Philadelphia.
Con Bosh de máximo estandarte y recién renovado por tres temporadas más, el pívot se vio rodeado por el bueno de T.J. Ford, a quien consiguieron a cambio de Charlie Villanueva, del dos veces MVP de la Euroliga con el Maccabi Anthony Parker, del alero por entonces sophomore Joey Graham y del ya mencionado Nesterovic, conformando estos el quinteto titular habitual.
Además, el nuevo General Manager de los Raptors desde 2006, Bryan Colangelo, en sustitución de Rob Babcock, consiguió un banquillo muy complementario que quizás tuvo la clave para sacar del pozo a Toronto en el Este. A costa de Rafael Araújo llegó Kris Humphries, y José Manuel Calderón entró en su segunda temporada combatiendo y compartiendo el puesto de base con Ford, a quien finalmente se lo quitaría en la siguiente campaña. La posición dos la reforzaba Morris Peterson y el también español Jorge Garbajosa ayudaría especialmente con su defensa desde el banquillo.
Era un equipo muy europeo, con cinco jugadores del viejo continente (Uroš Slokar incluido), y con Maurizio Gherardini como vicepresidente y asistente del GM, siendo el primer europeo en un puesto ejecutivo en la NBA. Y con todo ello, los Raptors tenían muchas esperanzas en la nueva temporada tras cuatro años sin pisar Playoffs y de récords negativos. Y más esperanzas aún cuando batieron el récord de la franquicia durante la preseason, con siete victorias y una sola derrota. 
La regular season fue de menos a más
Bosh llegaba de un curso espléndido con promedios de 22'5 puntos, 9'2 rebotes, 2'6 asistencias y 1'1 tapón por noche que lo llevó además a ser por primera vez All-Star. Pero Toronto no empezó bien, con un récord inicial de 2-8, hasta que el pívot fue cogiendo el ritmo hacia una temporada más All-Star. Compartió equipo del Este en 2007 junto a Gilbert Arenas, Dwyane Wade, Shaquille O'Neal y LeBron James, el único que superó en votos entre todos los forwards a Bosh. Garbajosa (8'5+4'9+1'9+1'2 robos por partido) y Bargnani (11'6+3'9) formaron parte del equipo de rookies en el Rookie Challenge contra los mejores sophomores de la liga.
 
Esta progresión de los jugadores se tradujo en obtener una marca igualada (22-22) por primera vez para los Raptors desde la temporada 2003/2004, y fue tras vencer en el Air Canada Centre a los Boston Celtics por 96-90, con 26 tantos de Bosh. Unos parciales de 10-5 y 9-3 en enero y febrero respectivamente, encaminaron la trayectoria de los dirigidos por Sam Mitchell hacia Playoffs, poniéndose por primera vez en balance positivo (24-23) desde 2001/2002, a principios de febrero tras batir a los Atlanta Hawks por 103-91. Calderón (14+2+5) y Garbajosa eran titulares, y Bosh se salió una vez más (24+10+5).

Durante el mes de enero Toronto protagonizó prácticamente la liga. El mejor jugador de la Conferencia Este fue Chris Bosh, el "Rookie of the month" para Andrea Bargnani, premio que tomó el relevo de Garbajosa, ganador del mismo en diciembre, y que el italiano repitió en febrero, y el mejor entrenador del primer mes del año para Mitchell.

Los Raptors estaban en estado de gracia. Conseguían victorias, rompían muchos récords de triunfos de la franquicia, lograban altas puntuaciones en los partidos, gritos de "MVP" hacia Bosh quien tuvo un día de hasta 41 puntos contra los Orlando Magic, y el equipo sabía reponerse durante el año ante las diversas lesiones de sus jugadores más destacados. Parte de la culpa también debe atribuirse a las llegadas de Juan Dixon (a cambio de Fred Jones) y Luke Jackson, quienes dieron versatilidad y profundidad en el banquillo.
A finales de marzo Garbajosa se despediría de la temporada por la dura luxación de tobillo que sufrió, mientras Bosh a ritmo de dobles-dobles y la dupla Ford-Calderón movía y repartía balones para que todos jugasen y aportasen. Bargnani, Dixon y Peterson eran los principales hombres desde el banco, mientras que Parker y Graham eran jugadores sólidos defendiendo y atacando como para seguir en la titularidad.

Finalmente, el 1 de abril tras vencer a los Charlotte Bobcats se aseguraron los Playoffs tras cinco años, y, cinco días después, derrotaron a los 76ers para afianzar su primer título divisional, en la División Atlántica. Además, tras ganar a los Chicago Bulls a la noche siguiente, establecieron una nueva marca de mayor número de triunfos en casa para la franquicia (30-11). Finalizaron con récord de 47-35, terceros de la Conferencia Este tras Detroit Pistons (53-29) y Cleveland Cavaliers (50-32), siendo un equipo con una de las defensas más sólidas de la temporada.
Los Nets de Vince Carter fueron el verdugo de Toronto
Tras esta maravillosa regular season de los canadienses, los Raptors no supieron extrapolar ese nivel a los Playoffs. Su inexperiencia les pasó factura cayendo a las primeras de cambio ante, irónicamente, unos nuevos New Jersey Nets liderados por su anterior jugador franquicia, Vince Carter.
Ya en el primer partido vimos brillar a "Vinsanity" a pesar de los abucheos masivos y el factor cancha que estaba a favor de los canadienses, pero que de bien poco sirvió. En el primer duelo los Raptors ya mostraron poca resistencia y afrontaron el último cuarto 65-78 abajo. A pesar de que metieron una marcha más para apretar el partido hasta el final, la frialdad con la que estaba jugando Carter (16), Jason Kidd destacando por toda la pista (8+10+15) y los 28 puntos de Justin Jefferson fueron superior y ganaron los Nets fuera de casa el primero, por 91-96.
El segundo juego lo salvaron los Raptors en su Air Canada Centre y empataron la serie. Vencieron por 89-83, con Chris Bosh de protagonista (25+13) y un Anthony Parker muy acertado, con el 61'5% en tiros de campo y 3/4 en triples para 26 puntos. El resultado final fue de 89-83, y Calderón se convirtió en el primer español que conseguía una victoria en los Playoffs de la NBA.
Con un primer cuarto imparable en el que los Nets sumaron más de 30 puntos (19-31), con Carter anotando 13 de ellos, la franquicia de New Jersey encaminaron su segundo triunfo. A pesar de T.J. Ford (27 puntos), el bueno de Vince se exhibió con hasta 37 tantos, con un 15/23 en tiros de campo, y Jason Kidd con un triple-doble insultante: 16 puntos, 19 asistencias y 16 rebotes. Victoria cómoda por 102-89 para los entrenados por Lawrence Frank.
Los Nets catapultaron la serie a un 3-1 aprovechando que jugaron en casa el Game 4, en su Continental Airlines Arena. Nuevamente el base de New Jersey, Kidd, destacó, especialmente desde la línea de tres donde aportó 5 triples de 6 intentos, y encestando el 60% de sus tiros (17+13+8). Se unieron Jefferson (23), Carter (27) e incluso Bostjan Nachbar con 3/4 en tiros de tres (11), a un nuevo festival de puntos que cerró el partido con un 81-102.
Aún así, Toronto se aferró a la eliminatoria cuando esta regresó a Canadá, pese a la lesión de T.J. Ford que apenas llegó a disputar 7 minutos. Los Raptors efectuaron una primera mitad brillante, batiendo la mayor cantidad de puntos y la mayor ventaja de la franquicia en postseason con un parcial de 59-42 al descanso. Los Nets remaron y recortaron distancias hasta el final, pero los titulares de Sam Mitchell estuvieron todos por encima de los diez puntos, menos Ford que no estaba y Calderón se mostró imparable con 12/20 en sus tiros y hasta 25 puntos. El extremeño lideró a los suyos junto a unos eficientes Morris Peterson (17 puntos y 3/3 en triples) y Andrea Bargnani (18), quienes aún no habían aparecido en la serie, y su equipo terminó ganando por un ajustado 98-96. Nachbar lanzó un triple sobre la bocina que acabó siendo repulsado por el aro.
De vuelta a New Jersey, los locales tenían la oportunidad de clasificar a la siguiente ronda ante su público, y así lo hicieron, zanjando la serie en 4-2. El partido fue muy cerrado en todo momento y no se decidió hasta el final. Chris Bosh fue una vez más el máximo anotador de su equipo (23+9+7), pero durante esta serie tuvo un débil porcentaje de acierto, como demostró el 8/22 que hizo en este sexto partido (36'4%). Bargnani tuvo 17 puntos, Anthony Parker 12, Calderón como titular 14+2+6 y Ford saliendo desde el banco se fue hasta los 19 tantos, pero no pudieron evitar la eliminación y perdieron por 98-97.
En el último minuto, Bosh encestó a tablero una canasta a media distancia para poner arriba a los Raptors, pero Jefferson (24) contestó con una maravillosa entrada a canasta y devolvió el mando a los Nets. En la última jugada, Calderón trató de asistir al poste a Bosh pero Jefferson se anticipó y acabó robando el último balón en juego. Uno de los pilares para que estos Nets pasaran a 2ª Ronda fue su acierto imparable de tres, con un casi 53% en este encuentro (10/19), y una dupla formada por Vince Carter (21) y Jason Kidd (18+8+15) que se echaron el equipo a sus espaldas para ganar prácticamente ellos solos el pase a las Semifinales de Conferencia. Posteriormente se toparon y cayeron con los Cavaliers de LeBron.
Cierre de temporada lleno de reconocimientos
Como broche a esta buenísima temporada de los Raptors, Sam Mitchell recibió el nombramiento de Entrenador del Año 2006/2007, convirtiéndose en el primer entrenador de Toronto que lo logra. A su vez, Colangelo recibió el premio de Ejecutivo del Año. Por su parte, los jugadores Andrea Bargnani y Jorge Garbajosa formaron parte del Mejor Quinteto de Rookies, mientras que Chris Bosh entró al All-NBA Second Team.
Aún así, este equipo solo pudo conseguir una aparición más en Playoffs en el siguiente año, y que tuvo mismo desenlace con eliminación contra los Nets en Primera Ronda. Pero este equipo fue reinventándose en los años siguientes, buscando las piezas que poco a poco les catapultaría nuevamente a la postseason en 2014. Primero con la selección acertada de DeMar DeRozan, seguido de las incorporaciones de Kyle Lowry y Jonas Valanciunas, posteriormente de Serge Ibaka y culminando con el traspaso de Kawhi Leonard y Danny Green por DeRozan para ir con todo en la temporada de 2018/2019. 

En manos de Nick Nurse, asistente y mentor desde 2013 del coach Dwane Casey, los Raptors se jugaron todo añadiendo además a Marc Gasol a finales de temporada. Y con la estrella que irrumpió en Pascal Siakam, forjaron a la franquicia de Toronto 12 años después de esos Playoffs del 2007, con una plantilla muy completa que consiguió el ansiado título para los canadienses, tras cinco temporadas consecutivas de fracasos en las eliminatorias.