En una reunión celebrada vía telemática entre el Área de Waterpolo de la RFEN y los clubes de las Ligas Premaat, todos ellos decidieron dar por terminadas las competiciones ante la demora por la prolongación de las medidas preventivas a causa del Covid-19. Las entidades tienen además la sensación de que su deporte será uno de los últimos en volver a la actividad, y los deportistas llevan ya más de un mes sin entrenar en una piscina con todos los contratiempos que eso supone.

De todas formas, todavía no se han concretado los criterios para establecer si el Atlètic Barcelona y el CN Mataró, en categoría masculina y femenina, se proclaman campeones o si por el contrario la liga se da por anulada y se vuelve a jugar con los mismos equipos la próxima temporada. Ya se había disputado más de un 70% de las jornadas, aunque en ambas categoría la distancia entre los dos primeros era de apenas dos partidos.

También está por decidir qué ocurrirá con las competiciones europeas, teniendo en cuenta que tanto CN Sabadell como Atlètic Barceloneta tenían posibilidades de meterse en las fases finales. Al contar con equipos de países distintos, como Hungría, Italia, Grecia o Croacia, es difícil que la LEN encaje en verano esta competición. FUENTE