En el coto de pesca lucense de Ombreiro, en el río Miño, acoge desde este viernes la disputa de la XL edición del campeonato de España de pesca de la modalidad de salmónidos lance, una prueba en la que toman parte las 88 mejores cañas nacionales de lance ligero.

Los pescadores finalistas lograron el pase a la final tras clasificarse en sus respectivos campeonatos provinciales y autonómicos y representan a las 17 autonomías españolas. La prueba arrancó ayer jueves con la recepción de participantes y se celebrará entre hoy, y mañana sábado, teniendo que disputar los finalistas cuatro mangas de pesca, dos hoy y dos mañana sábado en las que, el perfecto empleo de cucharillas y moscas ahogadas ante las esquivas truchas gallegas otorgarán el titulo al finalista que mejor sepa emplear estos señuelos.

El coto de Ombreiro está configurado por un río muy ancho y con pocas posibilidades de vadear, siendo el señuelo más recomendable las cucharillas pesadas del número tres, e incluso las de numeración superior.