El púgil filipino Manny Pacquiao revalidó su título del peso welter, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB), al vencer al estadounidense Adrien Broner por decisión unánime. De inmediato retó a Floyd Mayweather Jr. para que regrese a los cuadriláteros y puedan enfrentarse en una pelea de revancha.

De momento el luchador de 40 años cumplió con la promesa de que todavía puede hacer cosas importantes sobre el cuadrilátero y lo demostró ante un rival al que no le dio ninguna opción de luchar por el título.

Aunque ya no tiene la fuerza abrumadora que poseía hace 10 años en cada pelea que protagonizaba, ante Broner, el campeón del mundo en 8 categorías diferentes, hizo gala de un gran nivel de forma, excelente boxeo y poder en sus puños en la primera defensa del último título que había conseguido.

Fue en el MGM Grand Garden Arena, donde Pacquiao hizo su debut en Estados Unidos hace 18 años, y de nuevo lo apoyaron tras comprobar que el campeón filipino les obsequió con su mejor repertorio, de rapidez, pleno de habilidades y también de poder en sus puños, que pusieron varias veces a Broner, de 29 años, en apuros.

También los tres jueces del combate, pactado a 12 asaltos, vieron a Pacquiao como claro vencedor con unas cartulinas finales de 117-111, 116-112 y 116-112. De esa forma Pacquiao defendió el peso welter AMB por primera vez, el cual ganó el pasado julio por KO en el séptimo asalto frente al argentino Lucas Matthysse, en Kuala Luumpur.