Dominik Paris ganó el último Supergigante de la Copa del Mundo en Grandvalira-Ensisa y por consiguiente el Globo de Cristal de la especialidad, el primero de la carrera deportiva para el actual campeón del mundo de la modalidad.

Paris compensó de este modo la tristeza por no haber podido ganar la general del descenso pese a ganar la última cita de la temporada, pero demostró ser un gran especialista en las pruebas de velocidad dominando con un registro de 1:20:42, 15 centésimas más rápido que el suizo Mauro Caviezel (1:20:57) y casi medio segundo mejor que el austriaco Vincent Kriechmayr (1:20.86), su principal rival.

Finalmente, Paris ha terminado la temporada con un total de 330 puntos, 44 más que el esquiador centroeuropeo, mientras que el podio final lo ha completado precisamente Caviezel, que le arrebató esta plaza al noruego Kjetil Jansrud.