Mikaela Shiffrin ya tenía asegurado el Globo de cristal de la disciplina de Slalom, pero ha querido seguir engrandeciendo su leyenda con la pista Avet como escenario. Consiguió subir a lo más alto del podio de la carrera y así sumar su victoria número 59 en pruebas de Copa del Mundo. Solamente esta temporada ha logrado 16 victorias, récord histórico de la competición. 

Además, hasta cuatro veces ha subido a lo más alto del podio de las Finales de la Copa del Mundo. Ni los nervios, ni la presión, ni la posibilidad de situarse a la altura de la gran Lindsey Vonn (con 4 Globos de cristal en una única temporada), han sido suficientes para que se llevara la victoria también de la carrera de Slalom Gigante.

La estadounidense volvió a dar un golpe de autoridad y se llevó la victoria en la prueba de eslalon. Con el gran Globo de Cristal ya en su poder, la mejor esquiadora del momento dejó otra muestra de su supremacía llevándose el triunfo con 7 centésimas de ventaja sobre la suiza Wendy Holdener; la tercera plaza fue para la eslovaca Petra Vlhova, a 1.20 segundos de la campeona.

Mikaela Shiffrin debió remontar para imponerse en el eslalon. La primera manga fue para Wendy Holdener, con un registro de 53.14 segundos. Shiffrin se quedó a 0.28 y Vlhova a 1.22. La joven de Vail, de 24 años, cerró la general de la disciplina con 1160 puntos, mientras que Petra Vlhova fue segunda con 877 y Wendy Holdener completó el podio, con 681.

En el slalom gigante, la pista Avet vibró como nunca con un emocionante final donde se coló en segundo lugar la jovencísima Campeona del Mundo Junior Alice Robinson, llegada de Nueva Zelanda, de sólo 17 años, y que se ha quedado a 30 centésimas de la norteamericana contando las dos mangas. Había sido invitada por la FIS y salía con el último dorsal, lo que agranda aún más la gesta.

Tercera de la carrera ha sido la eslovaca Petra Vlhová, que mantuvo su segundo puesto con 478 puntos en la general de la disciplina y no tuvo opciones de hacer sombra a Shiffrin (615). El tercer cajón del podio global ha sido para la francesa Tessa Worley (460), cuarta en la carrera.

Cabe destacar que Frida Hansdotter puso punto final a su carrera deportiva en Grandvalira. Ante la sorpresa de todos, hizo la última bajada equipada con vestimenta tradicional sueca y un cesto cargado con Kanelbullar, pastelitos de canela típicos de Suecia. Nacida en 1985, Hansdotter cuenta en su palmarés, entre otros, con tres medallas de los Campeonatos del Mundo, una Copa del Mundo de Slalom y es la vigente campeona olímpica de esta modalidad.

Por último, con una semana de anterioridad Shiffrin se aseguró por vez primera en su carrera el Globo de Cristal en el Supergigante de Grandvalira. La americana aguantó el ataque de la austriaca Schmidhofer, la única rival que quedó en pie, tras la salida de pista de Tina Weirather y se llevó la general habiendo disputado sólo 5 carreras.

A Shiffrin le bastó con ser cuarta, calcando el tiempo de su principal rival, para hacerse con el título. La prueba la ganó la alemana Viktoria Rebenburg por delante de la austriaca Tamara Tippler. En la clasificación final, la norteamericana ha sumado 350 puntos, por delante de la austríaca Nicole Schmidhofer (303) y de la esquiadora de Liechtenstein, Tina Weirather (268).