Valtteri Bottas dio una exhibición y se llevó de manera brillante el Gran Premio de Australia. El piloto finlandés sorprendió en la salida a Lewis Hamilton y le pasó por encima durante toda la carrera, dominando con mano de hierro y dejando a su teórico jefe de filas a más de 25 segundos. Además, como guinda, Bottas se llevó también el primer punto por vuelta rápida de la temporada.

Además de Hamilton, superado de forma prácticamente nunca antes vista por un compañero de equipo, el gran derrotado del fin de semana es el equipo Ferrari. Los de Maranello no solo fueron aplastados por Mercedes, sino que ni siquiera subieron al podio. La tercera posición fue para un fantástico Max Verstappen, que hizo el adelantamiento de la carrera sobre Sebastian Vettel y aún puso en apuros a Hamilton. Es el primer podio de Honda desde Gran Bretaña 2008.

En Ferrari además presenciamos la primera polémica de la temporada: dio orden a Charles Leclerc de no adelantar a Vettel en las últimas vueltas, cuando el monegasco rodaba casi un segundo más rápido que el alemán. La Scuderia decidió mantener la cuarta plaza de su teórico primer piloto y ni siquiera permitió a Leclerc parar en boxes para ir a por la vuelta rápida.

Mal inicio de mundial para Carlos Sainz. El piloto español fue el primer abandono del año, después de que su coche comenzase a arder en la vuelta 10. Además de la decepción para este Gran Premio, esto puede ser un contratiempo mucho mayor para Sainz. La temporada 2019 hay que hacerla íntegra con solo tres motores, y el madrileño puede haber perdido ya uno.

El primero del resto del mundo ha sido Kevin Magnussen con el Haas, en sexta posición. También puntos en la zona media para Hulkenberg, séptimo, Raikkonen, octavo, Stroll, noveno, y Kvyat, décimo en su regreso a Toro Rosso.