Rory McIlroy conquistó en una ajustada ronda final el torneo The Players, considerado "el quinto grande", y que supone su decimoquinto título en la PGA.

McIlroy no empezó bien el torneo, pero supo reponerse y terminó con un total de 272 golpes, 16 bajo par. Aventajó en uno al estadounidense Jim Furyk y en dos al inglés Eddie Pepperell y al venezolano Jhonattan Vegas (-14), tras una segunda vuelta muy efectiva con 4 birdies.

Es la primera victoria de la temporada para el norirlandés, que había logrado un segundo puesto en las Series Mundiales en México, y dos cuartos puestos en el Genesis Open y el Sentry Tournament o Champions.

En cuanto al español Jon Rahm, este salía en el último grupo del día, como líder en solitario y con serias opciones de ganar este reconocido torneo, que solo tenía hasta el momento Sergio García en sus vitrinas. Pero las ganas de victoria le pudieron al de Barrika, que empezó con nervios y tiró por la borda en la ronda final lo conseguido el día anterior. Un desastroso final lo dejó en la 12ª plaza con -11.