Julia Figueroa (-48 kg) y Ana Pérez Box (-52 kg) brillaron en Rusia colgándose sendas medallas de plata en el Grand Slam de Ekaterimburgo.

En segunda ronda (libró en primera) Figueroa demostró el buen momento de forma que atraviesa pasando por encima de la kazaja Nautbek. A base de ritmo y dominio, la española venció a su rival por sanciones. Ya en tercera ronda, la serbia Nikolic no tuvo nada que hacer y cayó tras una contra de Figueroa. Y en semifinales, llegó una de las favoritas: la campeona de Europa rusa Dolgova. Sin embargo, Julia supo sobreponerse a su rival y al público que apoyaba a su compatriota y se llevó la victoria en la técnica de oro con un 'o uchi gari' a las mangas de libro. En la final, la española cayó ante la campeona olímpica en Río 2016, Paula Pareto, en un combate muy parejo que se decidió por una sola sanción.

Ana Pérez Box, por su parte, comenzó la competición de manera inmejorable. Wazari de ko uchi gari para derrotar a la rumana Alexandra Pop y soltar nervios. En tercera ronda dominó de cabo a rabo y venció a la israelí Gefen Primo, subcampeona del mundo junior. Para plantarse en la final, Pérez Box se deshizo de la bronce olímpica en Río 2016 Kuziutina. La rusa nada pudo hacer ante el espectacular trabajo de judo suelo de la española y acabó inmovilizada. En la final no pudo con la israelí Gili Cohen y tuvo que conformarse con el segundo puesto.