La pequeña Telma cada vez es menos pequeña. Cada vez es más alta y su cara es menos de niña. Ya tiene 14 años, varias medallas al cuello y una gran lesión a sus espaldas. Pero en lo que Telma Cester sigue igual es en su cita anual con los podios internacionales.

2018 comenzó siendo un gran año. Fue en el que logró su primer gran título en categoría Open (absoluta), al proclamarse campeona de Europa. Fue en el que logró vencer en el Wakeskate Tour de Valdosta (Estados Unidos), peleando con las mejores riders internacionales. Pero en el mes de octubre llegó el revés, con la rotura de tibia. Comenzó entonces una carrera a contrarreloj para llegar al Mundial de febrero y no solo llegó, sino que se proclamó campeona del Mundo junior (sub19) y bronce absoluta.

Ya recuperada, en Polonia ha acudido junto a Julia Castro y Quique Cornejo a disputar el Campeonato de Europa en categoría Open. Un Campeonato en el que ha logrado proclamarse subcampeona de Europa de wakeskate, por detrás de la única rider que ha conseguido destronar a Telma en los últimos años, la eslovaca Zuzana Vrablova. Telma salió la última en la primera ronda, después de ver lo que habían hecho sus rivales. Todas consiguieron planchar sus series y Telma no solo bordó la suya, sino que se colocó primera con 75.00. Zuzana había hecho 72.33, por lo que la eslovaca necesitaba hacer una segunda ronda aún mejor para superar a Telma.

Lo logró, con 81.67. Pero solo ella y la israelí Ori Boujo lograron terminar su segunda ronda. Ori, que había conseguido la segunda mejor puntuación el día anterior, no tuvo su día en la final y se quedó fuera del podio. De este modo, Zuzana recuperó el primer escalón del podio Europeo que un año antes le había arrebatado Telma. La catalana fue segunda, mientras que tercera fue la polaca Agnieszka Kobylanska, con 67.00. FUENTE

También estuvieron Julia Castro y Quique Cornejo, que compitieron en el Europeo en wakeboard, aunque no lograron acceder a las finales.