La joven japonesa Hinako Shibuno, de tan solo 20 años, con 18 bajo par, dio la gran sorpresa al imponerse en el Open Británico femenino de golf y convertirse en la segunda jugadora de su país en hacerse con uno de los cinco grandes. Antes lo había logrado en 1977 Hisako Higuchi, cuando se adjudicó el Campeonato de la LPGA. En el anterior haber de Shibuno tan solo se recogían dos triunfos, ambos en el Circuito japonés y durante este mismo 2019.

El triunfo de la sonriente Shibuno, que inició la cuarta jornada ya como líder, llegaría con un putt espectacular en el último hoyo, de unos 5 metros, que la llevó a un birdie que destrozaba las ilusiones de una Lizette Salas que esperaba ya en el campo de prácticas para jugar un posible desempate que parecía inevitable.

En el British Open terminó con un total de 270 golpes (-18), con una cuarta tarjeta con 68 (-4) iniciada de forma desalentadora al cometer un doble bogey en el hoyo 3. Pero remontó especialmente con 5 birdies en los últimos 9 hoyos, y puso la guinda con el excelente putt final. 

Eclipsó la gran cuarta tarjeta de Salas. Sus 65 golpes finales (-7) le hicieron compartir la mejor tarjeta de los cuatro días con la sudafricana Ashleigh Buhai. Lideró el torneo en gran parte de la última jornada y en verse con la victoria casi en las manos, incluso en la casa club, o al menos marchando a un desempate, con un total de 271. Es más, en el momento en que Shibuno embocó el putt decisivo, Salas se estaba entrenando para esa opción de jugarse todo a un hoyo.

Meritoria séptima plaza para la española Carlota Ciganda, que acabó con un total de 277 (-11), tras una tarjeta final de 70 (-2). La surcoreana Ko Jin-young fue tercera (-16), por delante de la estadounidense Morgan Pressel (-15), Buhai y la francesa Céline Boutier (-12). FUENTE