Los Arizona Coyotes ya tienen nuevo propietario. El empresario Alex Meruelo, de orígenes cubanos, se convertirá en el primer propietario mayoritario hispano de una franquicia de la NHL, al completar durante esta semana la transacción del equipo con Andrew Barroway, quien tendrá aún una participación minoritaria.

Meruelo es todo un hombre de negocios que ha reactivado numerosas empresas, desde casinos, estaciones de radio y televisión, hasta construcción y hoteles. El empresario de 55 años fundó el Grupo Meruelo en 1986, con sede en California, tras aprender de su padre el manejo y control de grandes negocios.

Y ahora tomará los mandos de los Coyotes, una franquicia que se vio dirigida por la propia NHL durante 4 años hasta 2013, cuando George Gosbee y Anthony LeBlanc asumieron el cargo. Después, estos soltaron la franquicia en favor de Barroway en 2017, hasta ahora. No obstante, los rumores de reubicación han estado constantemente rodeando a la cálida franquicia.

Meruelo, con mucho trabajo para asentar la franquicia en Arizona y para que vuelva a ser competitiva
El nuevo propietario tiene mucho trabajo. Para empezar, el objetivo de encontrar una ciudad permanente, pues la Ciudad de Glendale votó en 2015 la rescisión del contrato de arrendamiento con los Coyotes por 15 años y 225 millones de dólares, para permanecer en el Gila River Arena a largo plazo. Además, trataron de acordar con el estado de Arizona un nuevo estadio compartido con la universidad de Tempe, pero fue un intento fallido al retirarse la universidad en 2017. Actualmente poseen un contrato de arrendamiento por un año para seguir jugando en la temporada 2019/2020 en el Gila River Arena. 

En cuanto a lo estrictamente deportivo, Meruelo también tiene mucho trabajo por delante. Los Coyotes hace años que dejaron de ser competitivos, pues no pisan los Playoffs desde 2012, cuando alcanzaron la Final de Conferencia Oeste, donde sucumbieron por 4-1 ante Los Ángeles Kings.

Desde entonces, han terminado todas las temporadas al acabar la regular season. Sin embargo, en el último curso, los Coyotes pelearon hasta el final por un puesto de Wild Card en la clasificación del Oeste, tras culminar con 86 puntos (39-35-8), solamente cuatro menos que los Colorado Avalanche, octavo clasificado. Además, la plantilla es muy joven y existe mucho talento del que partir un proyecto ilusionante y ganador de cara a años venideros. 

El General Manager de los Coyotes, John Chayka, se mostró muy optimista con la llegada de Meruelo: "Está muy claro que Alex es muy diferente, es único. Es una oportunidad única en la vida de trabajar con él. Es una mente empresarial de élite y me ha impresionado mucho no solo su perspicacia comercial, sino también cómo se dedica a la construcción de negocios. Para nosotros aquí, nos permite llevar esto al siguiente nivel".