La NCAA está ya tan solo a dos semanas de poner punto y final a la temporada regular 2019. Y por cuarta ocasión, el comité de selección del College Football Playoff (CFP), publicó su ránking de las 25 mejores universidades del país. Por tercera vez hubo cambio en el mejor equipo de football universitario.


Ohio State (11-0) retoma el liderato tras asegurarse su presencia en el Big Ten Championship Game, después de ganar a un duro rival como Penn State por 17-28. La línea defensiva de los Buckeyes brilló con hasta 5 sacks, tres de ellos de Chase Young que se convirtió en el jugador de esta universidad con más capturas en una temporada (16'5). Sin embargo, la defensa de los Nittany Lions también tuvo sus acciones, con tres fumbles provocados, pero luego la ofensiva no supo transformar estas oportunidades en puntos.

El segundo lugar ahora es para LSU (11-0), mientras que Clemson (11-0) y Georgia se mantienen en esos últimos puestos que clasifican al CFP Playoff. Los Tigers de Louisiana lo tuvieron fácil ante Arkansas (20-56), los otros Tigers no jugaron en esta Week 13 y los Bulldogs sufrieron más ante Texas AM, pero también acabaron sumando una nueva victoria (13-19).

Por su parte, Alabama y Utah, ambos con récord de 10-1, continúan al acecho, y la semana que vienen tendrán una gran oportunidad de reivindicarse. Después de derrotar a Western Carolina (3-66) y Arizona (35-7) respectivamente, ambos equipos se verán las caras en la Week 14 ante rivales importantes. Los Crimson Tide lo harán ante Auburn (nº 15 del ránking), y los Utes frente a Colorado.

Oklahoma y Baylor suben. Oregon se cae de la lucha

La posición número 7 ahora es de Oklahoma, universidad que sigue subiendo semana tras semana. Los Sooners siguen creyéndose capaces de acabar colándose en Playoffs, y en esta jornada se quedaron con un sufrido triunfo por 24-28 ante TCU. Jalen Hurts, a pesar de que sufrió un pick six de Vernon Scott, fue partícipe de los 4 touchdowns de su equipo: dos propios en carrera y otros dos pases de anotación, uno hacia Brayden Willis y otro para CeeDee Lamb.

Además, los dos encuentros que le queda a Oklahoma son contra equipos rankeados, como Oklahoma State (21º) y Baylor (9º) por el título de la BIG12. Si logran sacarlos adelante, seguramente el comité CFP podrá seguir escalándolos hacia arriba. El caso contrario a Penn Sate, descendidos al décimo lugar, u Oregon, caídos desde el sexto puesto hasta el 14º.

Los Ducks (9-2) se desacreditaron al sucumbir ante Arizona State por 28-31, y echaron por tierra sus opciones de llegar a las eliminatorias por el título. Oregon llegó a ir perdiendo por 24-7 en el último cuarto, donde Justin Herbet recibió dos intercepciones. Solo pudieron maquillar el marcador, pues se quedaron sin tiempo para completar la remontada. Por su parte, Arizona State fue comandada por su QB Jayden Daniels. Acabó con 408 yardas repartidas y tres pases de touchdown espectaculares, o, mejor dicho, tres bombas de touchdown, tres maravillosas big-plays.

Baylor también tuvo una importante subida al 9º puesto para situarse tras Minnesota, quienes ascendieron en su caso dos posiciones. Los Bears se ganaron el respeto y cinco posiciones gracias al triunfo que lograron por 24-10 ante Texas. Por su parte, los Golden Gophers hicieron lo propio ante los debilitados Northwestern (28-22).

Como curiosidad para cerrar este repaso a la Week 13, destacar las victorias en partidos de rivalidad de USC y California. Los Trojans doblegaron a UCLA por 35-52, con Kedon Slovis rompiendo el récord de yardas de pase en un partido de USC (515). Y los Golden Bears se quedaron con la Stanford Axe al batir por 24-20 a los Stanford Cardinal. Terminaron así con una racha perdedora de 9 años seguidos sin alzar ese trofeo, desde 2009.

Para finalizar, indicar que las universidades que ahora mismo forman parte del Group of Five de este top-25 del CFP son: Appalachian State (25º), Memphis (18º), Cincinnati (19º) y Boise State (20º).