Los Colorado Avalanche están de suerte con el novato Cale Makar esta temporada. Con el ritmo que lleva de puntuación, el joven canadiense se puede convertir en uno de los mejores debutantes de la historia de la NHL.

Favorito al Calder Trophy, Makar se unió a un exclusivo club de defensas novatos que han marcado goles ganadores en juegos consecutivos, algo que solo otros 7 jugadores lo han logrado. El último fue Oliver Lauridsen, debutante en 2012 con los Philadelphia Flyers.

Además, en sus primeros 18 partidos, el cuarto pick del Draft de 2017 ha aportado 18 puntos, destacando los dos goles que marcó esta semana frente a los Columbus Blue Jackets. Con esto es el rookie que más puntos lleva y con diferencia en la actual regular season, y persigue un ritmo de puntos de 65 en la temporada. Es una marca para defensas de primer año que no se bate desde hace más de 30 años.

Ahora mismo Makar supera el ritmo de los 65 puntos, incluso podría realizar el máximo de un defensor novato si supera los 80 este curso. Esa marca solo ha sido alcanzada por Mark Howe en 1979/1980, pero este ya había jugado seis años en la WHA, por lo que no era un verdadero novato.

Makar a un ritmo de puntos de leyenda
A parte de Howe, solo existen cuatro defensas más en la historia que han rebasado los 65 puntos en sus temporadas de estreno en la NHL. Ray Bourque (Boston Bruins en 1979/1980 con 17 goles y 65 puntos), Larry Murphy (Los Ángeles Kings en 1980/1981, con 76 puntos, 16 goles), Phil Housley (Buffalo Sabres en 1982/1983, con 66 puntos) y Gary Suter (Calgary Flames en 1985/1986  con 68). De hecho Murphy es el único jugador de estas características que en los últimos 40 años arrancó la temporada con 18 puntos o más en sus primeros 18 enfrentamientos.

A día de hoy, el jugador de los Avalanche lleva 10 puntos en sus últimos 5 partidos, para un total de 22 en los 20 juegos que lleva disputados. Y es que antes de dar el salto a la NHL, Makar tuvo 11 puntos en 14 encuentros con una marca de 0'79 puntos por juego, lo que se traduciría a 64 tantos en 82 compromisos. Teniendo en cuenta que en 18 juegos lleva 18, en el resto de partidos sumaría 50 puntos, haciendo un total de 68 al final de la temporada.

Este defensa rookie aspira a ser el mejor en dicha materia en la era post-lockout, dejando atrás los 49 puntos de Dion Phaneuf que consiguió en 2005/2006 con los Calgary Flames. También, por otro lado, si Makar suma 50, sería el primer defensor en lograr dicha marca desde 1992/1993 que lo consiguió el por entonces jugador de los New York Islanders, Vladimir Malakhov. Por último, Nicklas Lidstrom es el más reciente que ha llegado a los 60 puntos, en 1991/1992 con los Detroit Red Wings.

Todos estos números y proyecciones hacen especular que Makar será uno de los mejores línea azul de la liga en la actualidad, y uno de los novatos más esperanzadores del momento. Y sobre todo cuando tiene actuaciones tan brillantes como la que tuvo ante los Winnipeg Jets. Recordando que solo tiene 21 años, recibió un pase de Nathan MacKinnon y, sorprendentemente, tuvo paciencia para lanzar. Dejó en el hielo a uno de los jugadores de los Jets, movió el puck de tal forma que evitó perderlo ante dos sticks rivales que intentaban robárselo, avanzó y acabó disparando a portería y batiendo a Connor Hellebuyck.