El egipcio Tarek Momen, que sucumbió en la final del Campeonato del Mundo correspondiente a la temporada 2018/2019 en Chicago, se resarció en Doha para proclamarse por primera vez el mejor jugador del planeta. Como curiosidad, Momen y Raneem El Welily, su mujer y campeona del Mundial del 2017, se convierten en la primera pareja que es doble campeona.

Momen, a sus 31 años, batió en un impresionante partido final al australiano Paul Coll por 3-0 (11-8, 11-3, 11-4) y mantiene la hegemonía egipcia que lleva quedándose el título mundial cuatro veces consecutivas. El defensor del título y número 1 de la PSA, Ali Farag, se vio obligado a retirarse de este campeonato por razones familiares.

Previamente el campeón batió en semifinales al alemán Simon Rösner (9-11, 11-7, 11-6, 11-6), mientras que Coll sobrevivió a un emocionantísimo duelo ante el subcampeón en 2017, Marwan El Shorbagy (9-11, 11-9, 8-11, 11-6, 11-7).

Además, hubo triple participación española, pero sin mayor éxito. Íker Pajares tuvo que abandonar en la Primera Ronda frente al qatarí Syed Azlan Amjad, aunque Borja Golán y Edmon López sí lograron pasar la ronda, ante el indio Ramit Tandon (11-9, 11-6, 11-3) y el danés Kristian Frost (11-9, 11-4, 11-6). Sin embargo, ambos cayeron en la siguiente eliminatoria. Borja perdió con el propio Coll (11-7, 11-4, 11-8) y Edmon cedió ante Fares Dessouki (11-5, 11-3, 11-5).