El fútbol americano femenino va más allá de la lencería - Historia Deportiva

Reciente...

📖Mis Artículos 🏈ASH Football 🏀Tiempo Muerto NBA 🏒NHL Vavel
HISTORIA DEPORTIVA

9 de octubre de 2020

El fútbol americano femenino va más allá de la lencería

La prensa española solo sabe sacarnos lo que vende. No importa si en su país hay aficionados ni su calidad. Solo te sacará el morbo, las peleas, las polémicas, y más si es deporte estadounidense. Y por eso, al igual que en muchos otros, aquí solo tenemos la percepción de que el fútbol americano femenino en Estados Unidos no se juega, que es un deporte para hombres, o que solo se juega en lencería por culpa de la llamativa Legends Football League de la que nos traen en ocasiones imágenes ridículas. Pero no es así.


Aunque la NCAA aún no regula el fútbol americano en una categoría exclusiva femenina, sí existe el apartado profesional del football femenino en Estados Unidos. Tienen varias ligas profesionales, e incluso varias mujeres han participado a lo largo de la historia en equipos universitarios masculinos o incluso en equipos profesionales. Además, aunque son pocos casos, hay high schools y colleges que tienen sección femenina de football, y hay otros tantos que permiten competir chicas con los chicos. Y recordad que acaba de llegar el Flag Football a la NAIA.


Las mujeres históricas del fútbol americano

Cabría mencionar a las primeras mujeres que formaron parte de un equipo que participó en un entrenamiento en 1926 con el equipo de la NFL Frankford Yellow Jackets, los que ahora conocemos como Philadelphia Eagles. Por su parte, la primera jugadora de football profesional fue Patricia Palinkas, jugadora de los Orlando Panthers en la Atlantic Coast Football League en 1970, como placekick holder.


También debemos nombrar a Liz Heaston (primera mujer en jugar y anotar en football universitario, 1997), Katie Hnida (anotó en un Division I-A bowl game y firmó con los Fort Wayne FireHawks), Julie Harshbarger (estuvo 7 temporadas como profesional) o Jennifer Welter (primera jugadora de posición, que no fuese kicker o placekicker, siendo running back de los Texas Revolution en 2014). Un año antes, Lauren Silberman se convertía en la única mujer que ha intentado unirse a la NFL, pues recibió una prueba para la combine de 2013.


En la dirección son más conocidos los nombres, pues son de años muy recientes. Tenemos a Brittanee Jacobs (entrenadora de safeties en la universidad de Central Methodist University durante 2012), a Jennifer Welter que fue la primera entrenadora profesional con los Arizona Cardinals en 2015, y un año después aterrizaría en la NFL Kathryn Smith, quien forma parte del staff de los Buffalo Bills.


El football profesional femenino existe y es una realidad

Volviendo al profesionalismo del football femenino, son varias las ligas que existen, y podemos destacar la Women's Football Alliance (WFA), la United States Women's Football League (USWFL), la IconWFA Premier League of Texas (IWFA) y la Women's Arena Football League (WAFL) jugadas en formato de 8x8, o la Women's National Football Conference (WNFC), entre otras.


Pero vamos a centrarnos en la WFA, la liga más grande del mundo, que es reconocida como profesional y no como amateur y donde se compite en 11x11. Se juega desde 2009 y tuvo una temporada inaugural con hasta 36 equipos. Muchos de ellos llegaban desde la Women's Professional Football League, la Independent Women's Football League y la National Women's Football Association. Esta liga demuestra el crecimiento progresivo del football femenino en los últimos 40 años, aunque como bien dice su comisionada Lisa King, el gran salto cualitativo y competitivo se está produciendo en la última década.


La WFA es una competición sin fines lucros en la que todas las ganancias y patrocinios lo reinvierten para que los equipos y las jugadoras tengan ingresos. Dan recompensas para los viajes de al menos los Playoffs, los anillos de campeonas, uniformes e incluso retransmisión a nivel nacional del National Championship. Y en las cadenas deportivas principales como ESPN3, Root Sports, Eleven Sports y Comcast. De hecho el equipo campeón recibe 30.000 dólares de premio, lo que supone ganar 15 veces la inversión por jugar en la WFA. El principal objetivo final que se marca Lisa King es que las jugadoras no tengan que pagar absolutamente nada para jugar al football americano.


La Women's Football Alliance

Además, esta Women's Football Alliance se convirtió en la primera liga femenina que disputó un Campeonato Nacional en un estadio de la NFL (en el Heinz Field de Pittsburgh en 2012). Y la primera en retransmitir partidos por televisión nacional. Presumen también que más de 15 jugadoras se han ganado puestos como coachs o de scouting en la NFL, como Katie Sowers (San Francisco 49ers) y Jennifer King (Washington Redskins).


En cuanto a la estructura de la competición, hasta 2016 había una National Conference y una American Conference. Desde entonces, la liga se escalonó en tres divisiones, al estilo de la NCAA, y también desemboca en unos Playoffs donde los equipos son elegidos desde 2014 por los Kenneth Massey Ratings. Es un sistema que  clasifica y ha rankeado las ligas americanas más importantes. El partido por el título de campeón nacional de la temporada es la W Bowl, la Super Bowl femenina.


Las St. Louis Slam fueron las primeras campeonas. Tomaron el relevo Lone Star Mustangs, Boston Militia y San Diego Surge. Ya en 2013 Chicago Force se llevó la gloria, y las Militia un año después se convertirían en las primeras en repetir título. D.C. Divas fueron bicampeonas de forma consecutiva, batiendo a Dallas Elite, quienes acabarían resarciéndose en 2017. Las dos últimas W Bowls fueron conquistadas por Boston Renegades.


También cuentan con un partido de las mejores estrellas, a modo de Pro Bowl. Se conoce como All-American, donde juegan las jugadoras más destacadas del año. Son elegidas en base a sus stats y a los votos de los head coachs. Por otro lado, desde 2014 han organizado una WFA International Bowl, donde al principio un combinado de Mexican All-Stars compitieron contra equipos de la WFA a modo de pretemporada. La última International Bowl tuvo lugar entre un WFA Team United y un Team Canada, compuesto por la MIFA AllStars Ontario Women.


En la web de la WFA tienes toda la información de la liga, calendarios, clasificaciones y equipos. Y en su canal de YouTube tienes highlights e incluso partidos completos, como los All-American Games o juegos de Playoffs. Entra y disfruta de lo mejor del football femenino que no tiene nada que envidiar del masculino. Además, la temporada se inicia en abril, meses en los que andamos sin NFL y van concluyendo las Ligas Nacionales. Y los Playoffs ocurren en junio y julio.


El football femenino en la IFAF

La Federación Internacional de Fútbol Americano (IFAF) acogió el primer Campeonato Mundial femenino en Estocolmo (Suecia) en 2010. Participaron seis selecciones (Austria, Canadá, Finlandia, Alemania, Suecia y Estados Unidos), y las estadounidenses arrancarían su hegemonía batiendo a Canadá por 66-0 en la final.


El Mundial se alberga cada cuatro años desde 2013, la segunda edición que tuvo lugar en Finlandia. Se tuvo mismos finalistas y prácticamente el mismo resultado (64-0). Estados Unidos se colgó el oro venciendo a Canadá. Y por segundo Mundial seguido, Finlandia doblegó a Alemania en la lucha por el bronce. Suecia superó por 64-0 a España, que se estrenó terminando sextas.


El último se celebró en Canadá en 2017. Australia, Canadá, Finlandia, Gran Bretaña, México y Estados Unidos participaron he hincaron rodilla de nuevo ante el poderío estadounidense. Canadá plantó algo más de cara en la final (41-16), mientras que las mexicanas completaron el podio ganando por 19-8 a las británicas. La próxima edición en principio la tendremos el año que viene.


Finlandia reina en Europa

En el viejo continente solo se han celebrado dos Campeonatos Europeos. El primero se llevó a cabo en la misma Granada, donde el Team Spain femenino pudo disfrutar de su primera victoria en competición oficial. Se vengaron de las suecas y las ganaron por 14-12 en la lucha por la quinta plaza. Alemania fue bronce, tras vencer por 26-7 a Austria, y Finlandia no dio opciones a Gran Bretaña en la final (50-12).


Las finlandesas son las grandes dominadoras del continente y de hecho acogerán el siguiente Mundial. En 2019 en Leeds (Inglaterra), alzaron su segundo título, tras un vibrante Europeo que acabó con un triple empate entre Finlandia, Suecia y Gran Bretaña (2-1). Las suecas escalaron hasta la medalla de plata en esta segunda edición, mientras que Austria solo pudo ser cuarta en un Europeo que no tuvo más participantes.


Como podéis ver, el fútbol americano femenino es una realidad. Se está confirmando en los últimos años en Europa y a nivel Mundial, pero en Estados Unidos ya habéis visto que lleva mucho más recorrido como es normal. Y no, no solo hay lencería. Hay football femenino profesional, de calidad, ligas que ganan dinero y que quedan ya muy lejos de lo amateur.


Y esperamos que esta tendencia siga creciendo en las próximas temporadas con un auge radical de football femenino. No hay nada más que ver las competiciones españolas, que crecen poco a poco en números de equipos y vemos cada vez más jugadoras de football en nuestro país.