El Santos de Brasil se consagró tricampeón de América tras derrotar a Peñarol de Montevideo por 2 a 1, en la segunda final de la Copa Libertadores de América desarrollada en el Estadio de Pacaembú en Sao Paulo.



El equipo brasileño, dirigido por Neymar desde la cancha, fue muy superior a Peñarol durante los 90 minutos, y en forma merecida alcanza el tricampeonato, volviendo a reinar en el continente después de 48 años, cuándo lo hiciera aquel equipo de Pelé y Coutinho.