Roger Federer otorgó a Suiza el punto definitivo para ganar su primera Copa Davis, al derrotar al francés Richard Gasquet por 6-4, 6-2, 6-2, en algo menos de dos horas, y de paso se alzó con uno de los pocos trofeos que faltaban en su palmarés.

22 años después de haber disputado su única final de la competición por equipos del tenis, Suiza se alzó, a la segunda, con una Ensaladera a la que también contribuyó Wawrinka, ganador de su primer individual y, con Federer, del doble.

El suizo estuvo espléndido ante Gasquet, contra el aliento de los 27.448 ‘bleus’ de la grada del Stade Pierre Mauroy de Lille. Se apoyó en su saque (72% de puntos ganados con primeros y 82% con segundos saques) sin conceder ni una sola bola de rotura durante el partido y con un break en el primer set, dos en el segundo y otros dos en el tercero. Además, realizó 62 winners y 24 errores no forzados frente al timorato Gasquet (34/21).