El francés Gary Stal se convirtió en el más joven vencedor del Torneo de Abu Dabi, con 22 años y 343 días, tras presentar una tarjeta final con 65 golpes y aprovecharse del colapso del alemán Martín Kaymer que no aguantó la presión y firmar 75 golpes en el último recorrido.

Kaymer comenzó la última jornada con un colchón de seis golpes de ventaja y en los 4 primeros hoyos hizo 3 birdies. La victoria pareció asegurada. Un bogey en el hoyo 6 no disparó las alarmas, pero un doble bogey en el 9 ya socavó su moral, que acabó de hundirse en el hoyo 13 con un triple bogey. Paralelamente, Stal hizo un recorrido impoluto con siete birdies que le dieron su primer triunfo en el Tour Europeo en su 41 participación.