Llegó el primer partido de la final de la Liga Nacional de Fútbol Sala entre Inter y ElPozo en Alcalá de Henares, donde los locales se impusieron con autoridad por 7-3 con una exhibición de Ricardinho que batió por cinco veces a Fabio. Inter disparó en el partido 32 veces, mientras que los murcianos tan sólo 16, por lo que los de Alcalá empezaron mucho más fuertes.


Raúl Campos casi sin ángulo estrenó el marcador desde el lateral izquierdo con menos de dos minutos disputados del primer tiempo, pero el Inter parecía estar más activo en ataque. Cuando aún restaban 10 minutos, ya se habían vivido 8 faltas, 5 por parte de ElPozo, que se había acomodado con esa ventaja. Sin embargo, todo esfuerzo tiene su recompensa, y Ricardinho al fin pudo batir a Fabio a tres minutos del descanso, gracias a un robo de Daniel quien asistió al portugués. Éste fue el autor del segundo gol en los 10 metros, en el minuto 19 de juego. Y treinta segundos después, un nuevo doble penalti llegaba para el Inter que convirtió en un hat-trick particular Ricardinho, con amarilla para Alex. En apenas medio minuto, el partido estaba muy cuesta arriba para la marea roja (3-1).

Ya en la segunda parte, Rafael amplió distancias tras un gran contraataque. A raíz del gol, la portería defendida por el equipo de Alcalá de Henares comenzó a peligrar. ElPozo no estaba muerto y Alex los acercó en el marcador (4-2). Sin embargo, acto seguido Borja respondió con otro gol, y encima Cardinal fue expulsado por doble amarilla. Aunque Alex demostró de nuevo su gran actuación con un segundo tanto gracias a una extraordinaria vaselina (5-3), la estrella del partido, Ricardinho, despejó las dudas de quién iba a llevarse el encuentro a poco más de dos minutos tras una buena jugada al primer toque. Es más, el portero-jugador del equipo visitante produjo la séptima diana del Inter Movistar y la quinta del portugués, que mató el encuentro.