Miguel Angel López ganó la prueba de 20 km marcha del Mundial de Pekín, devolviendo a España a la élite de esta especialidad atlética, en la que no ganaba un título desde Stuttgart-1993

España sumó en Pekín su tercer título de marcha en la historia de los Mundiales, tras los conseguidos hace 22 años por Valentí Massana (20 km) y Jesús Angel García (50 km). Además, fue la decimoséptima medalla para la  marcha española en la historia del evento.
Miguel López, de 27 años, se impuso con un tiempo de 1h19:14, entrando en la meta delante del chino Zhen Wang (plata con 1h19:29) y del canadiense Benjamin Thorne (bronce con 1h19:57, que batió el récord nacional de su país).
El español, campeón de Europa en 2014, bronce en Moscú-2013 y quinto en Londres-2012, alcanzó en el km 17 al chino Wang, que iba destacado en cabeza. Ambos marchadores recorrieron juntos alrededor de un kilómetro y medio antes de que López lanzara un ataque al que Wang no pudo responder.
López, que tal vez pase a la prueba de 50 km tras los Juegos Olímpicos de Rio-2016, mostró en Pekín que puede colgarse la medalla en la cita brasileña.
El español siempre se mantuvo a distancia del chino, en el grupo de perseguidores, hasta que comenzó a aumentar su ritmo a partir del kilómetro 15, hasta cazar a Wang.
Mejor marca personal
López logró su mejor marca personal, superando el registro de 1h19:21, logrado en 2014. El atleta español ha ido progresando en los Mundiales. Tras ser decimoquinto en Daegu-2011 y tercero en Moscú-2013, logró el título en Pekín-2015.
Además de ser la decimoséptima medalla para España en marcha en Mundiales, es la trigesimonovena entre todas las especialidades y la octava de oro.
El atletismo español no ganaba una medalla de oro en un Mundial desde el oro de Marta Domínguez en 3.000 obstáculos en Berlín-2009.