La Central Board de la FIBA reunida en Tokio (Japón) ha decidido mantener la sanción que pesaba sobre la Federación rusa, pero hará una excepción y permitirá al país eslavo participar en el próximo Eurobasket.

El organismo internacional expulsó a Rusia de todas las competiciones internacionales el pasado 29 de julio, debido a "escándalos en la federación nacional".

Un grupo de trabajo de la FIBA se encargará de supervisar la situación y asegurarse de que los cambios en la RBF, en el establecimiento de los estatutos y reglamentos de conformidad con FIBA, y en cooperación con el Ministerio de Deportes y el Comité Olímpico rusos, son los adecuados. Estos estatutos y reglamentos deben aplicarse a más tardar el 30 de abril 2016.