El PPV llamado TakeOver de la división de jóvenes promesas de la WWE, NXT, produjo dos nuevos campeones. The Vaudevillains destronaron a Murphy y Blake en el campeonato por parejas, y Bayley es la nueva reina de las jóvenes divas. Por otro lado, Finn Balor defendió con éxito su título de NXT frente a Kevin Owens.




En primer lugar, el campeonato por parejas se puso en juego frente a The Vaudevillains, quienes fueron ayudados por Blue Pants, ya que evitó en todo momento que Alexa Bliss interviniera en el combate. La pelea culminó con un "Hot Tag" para Simon Gotch, que entró a limpiar el ring. Los campeones buscaron un Superplex, pero Simon salvó a su compañero Aiden English y éste se lanzó un Senton sobre ellos. Un "Whirling Dervish" sobre Murphy finalizó el combate.

Después de varias peleas, llegaba el turno de las divas, que protagonizaron uno de los mejores combates del momento actual del wrestling. Sasha Banks perdió su cinturón de campeona frente a una muy motivada Bayley. Un "Exploder Suplex" de Bayley no evitó que Sasha la sorprendiera con su llave de rendición, pero Bayley lo revirtió y aplicó su propio "Bank Statement". Finalmente, un espectacular "Top Rope Hurracarrana" de Bayley seguida de un "Bayley to Belly Suplex" dio la cuenta de tres y el título a Bayley, quien lo celebró con las Four Horsewomen (Becky Lynch, Charlotte y la misma Sasha Banks).