La selección de Serbia accede a semifinales del Eurobasket 2015 al derrotar en Lille a la República Checa por 89-75. A pesar de que los checos fueron muy peleones durante los tres primeros cuartos, Serbia demostró su calidad y superioridad en el 4º.



Erceg deslumbró con 20 puntos, mientras que Raduljica sumó 16. Teodosic repartió a todo el equipo 14 asistencias, y él anotó 12 puntos. Bjelica también efectuó un doble-doble (14 puntos y 10 rebotes). En cuanto al combinado checo, Vesely estuv espectacular bajo aro con 23 puntos y 10 rebotes. Con un 63.6% en tiros de campo, Satoransky pudo encestar 20 puntos valiosos.

1º CUARTO

Schilb superó con creces la defensa serbia en los primeros compases del partido, con 8 puntos y cogiendo 3 rebotes, y su selección lo notó en 5 minutos de juego, cuando ganaban 12-5. Al salir Vesely para ayudar en la pintura con tres buenas canastas, Teodosic inició una racha anotadora de su selección con 2 canastas y 1 asistencia consecutivas, acompañado por Markovic que aportó 7 puntos. Aunque se pusieran por delante del marcador, volvió Schilb con un triple, contrarrestado por una canasta fácil de Nedovic para empatar el encuentro 21-21.

2º CUARTO

Serbia arrancó mejor y mandaba ahora en el segundo cuarto. Raduljica se encendió y sumó 8 puntos con 4 rebotes. Se despegaron hasta con 5 tantos de ventaja, pero la República Checa iba a encontrar a Hruban para recortar distancias. Sin embargo, el verdadero protagonista iba a ser el ala-pívot Zoran Erceg, quien acumuló 11 puntos para que Serbia vaya al descanso por delante 45-42.

3º CUARTO

La gran favorita no conseguía despegarse, con una primera parte llena de juego interior por parte de ambos equipos. Pero la segunda comenzó con Raduljica haciendo mucho daño en la pintura, más que Vesely, a quien ponía en problemas bajo aro. Además,los pases de Teodosic alimentaron unas canastas que dieron a Serbia una brecha favorable 51-44. Sin embargo, Satoransky aportó 9 puntos seguidos para aferrarse al partido que querían romper con triples Erceg y Bjelica.

4º CUARTO

Con 67-63 para los serbios, República Checa tenía que ponerse las pilas si querían enfrentar al gran banquillo de Serbia que rotaba sin problemas. Schilb había desaparecido desde el primer cuarto, con nerviosismo en sus ataques, y sólo Vesely y Satoransky mantuvieron la compostura. Pero el quinteto serbio siguió empujando con su acierto en los tiros lejanos para acabar llevándose el partido cómodamente.