Sebastian Ogier (VW) se ha convertido en tricampeon del mundo del Rallys tras su victoria en el Rally de Australia. En segunda posicion su ha finalizado su compañero de equipo Latvala. Meeke ha finalizado tercero. El doblete de Volkswagen asegura el tercer título de marcas para el equipo alemán.


Ogier ha tenido que hacer frente peores condiciones que el resto de favoritos en las dos primeras jornadas ya que tuvo que barrer toda la tierra suelta de los tramos al abrir pista. A pesar de ello, el piloto francés arrebató el liderato a Meeke en el último tramo del sábado, posición que ya no ha abandonado en las cinco especiales de hoy.

Meeke no puedo responder al ritmo de los Polo R a pesar de haber comenzado la jornada tan sólo tres décimas por detrás de Ogier, después de haber contado con una posición de salida más propicia para las dos primeras etapas, el británico cayó rápidamente hacia atrás y parecía que iba a conceder el tercer puesto a Andreas Mikkelsen pero finalmente mantuvieron sus posiciones.

El neozelandés Hayden Paddon terminó quinto con un Hyundai i20 para deleite de su grupo de fans, que viajaron hasta Australia por el mar de Tasmania para animarlo. Ott Tanak fue sexto por delante del dueto de Hyundai compuesto por Neuville y Sordo, séptimo y octavo, respectivamente. El español lideró durante las tres primeras especiales del viernes antes de sufrir problemas de frenos que le retrasaron en la clasificación. El vencedor de WRC2, Nasser Al-Attiyah, fue décimo.