La selección de Noruega ha conseguido su tercer título mundial en el Campeonato del Mundo celebrado en Dinamarca, Para ello han, derrotado con cierta facilidad a la modesta Holanda, selección que jugaba por primera vez una final, por 31-23. De esta forma, las nórdicas han completado el triplete de oros entre Juegos Olímpicos, Europeo y Mundial.



La experiencia fue el principal factor que jugó a favor de Noruega. Con sangre fría y seguridad en sus ataques, las nórdicas consiguieron un enorme colchón de 11 goles en la primera parte, para marcharse al descanso con la final sentenciada (9-20).

En los últimos 15 minutos, Holanda apretó un poco con Tess Wester dando vida a su selección en la final. Sin embargo, solo pudieron acortar hasta estar seis goles por debajo, pues Grimsbo echó el cerrojo en su portería (realizó más de 20 paradas). Además, protagonizaron una especie de "acción-reacción", al recibir un parcial de 3-0 y responder con un 5-0 a cinco minutos del pitido final, finiquitando el partido.

La pivote Loke (6 goles), Oftedal y la extremo Camila Herrer (7 tantos), lideraron a Noruega para conseguir la victoria. Además, esto beneficia a la selección española, actual subcampeona de Europa, que consigue el pase directo para los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Por otro lado, Rumanía se ha colgado la medalla de bronce al superar a Polonia por 31-22. La superestrella Cristina Neagu se quedó de nuevo con el premio a la mejor jugadora del partido. Rumaníaa cuenta con cuatro medallas mundialistas después de levantar el trofeo en 1962 y ganar la plata en 1973 y 2005.