El positivo de la haltera Svetlana Podobedova en Londres 2012 permitirá que Lydia Valentín sea proclamada medallista de bronce en los últimos Juegos Olímpicos.

La kazaja dio positivo en el control antidoping por una sustancia llamada estanozolol, que tiene como objetivo aumentar la masa muscular. Lydia fue cuarta en Londres levantando 120 kg en arrancada, 145 kg en dos tiempos y 265 kg en el total olímpico. La española podría contar con medalla olímpica antes de sus terceros Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, ya que en la mayoría de los casos en estas circunstancias se salda con descalificación y atribución de la medalla al siguiente clasificado, si este no tiene antecedentes por dopaje.